El jugador de Temperley fue contundente sobre los objetivos del plantel para lo que resta de temporada.

12d

Comenzó un nuevo año y el plantel del Celeste tiene una responsabilidad. Pelear por el tan ansiado ascenso a la B Nacional.

Los jugadores lo saben y uno de ellos, Cristian Quiñónez, lo reconoció en una charla con Prensa del Club Temperley.

“Este año hay que ascender. Y si no se consigue, no creo que pueda seguir en el club. Ya son muchos años en Temperley y el cariño que me brinda la gente debe ser retribuido con un ascenso. Estamos para eso. La vara es muy alta y la presión es mucha, cargamos una mochila grande, pero vamos por ello”, reconoció el carrilero.

Asimismo, a la hora de hacer un balance de lo hecho en el semestre, Quiñónez contó: “Honestamente, en mi análisis personal estoy muy conforme. Me quedó la bronca de ser expulsado el último minuto contra Los Andes, porque sino hubiera jugado todos los partidos. La lesión también me molestó. Pero en rendimiento quedo contento, porque convertí goles y ayudé al equipo”.

Finalmente, sostuvo: “La tabla hay que respetarla. Hasta que no podamos demostrar que somos los primeros, tenemos que saber que hay otros equipos mejores que nosotros. Pero cuando jugás contra otro que está algunos puntos por debajo, debemos tirarle la posición en la tabla encima y ganarle el partido. Queremos ser el mejor equipo en todo sentido”.

Objetivo definido, ahora a ganar.