Tenían un lavadero de autos como pantalla para "blanquear" el dinero recaudado y para tapar su verdadera actividad.
utilizaban la misma metodología de la serie breaking bad.
utilizaban la misma metodología de la serie breaking bad.

Una banda narco que hacía delivery de marihuana y tenía un lavadero de autos como pantalla para “blanquear” el dinero recaudado y para tapar su verdadera actividad fue desbaratada en el partido bonaerense de Quilmes tras una serie de procedimientos en los que se detuvo a cinco personas.

La investigación fue encabezada por la fiscal Clarissa Antonini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 temática de Drogas de Quilmes, y por efectivos de la Jefatura Departamental de ese partido del sur del conurbano que efectuaron las detenciones con apoyo de otras reparticiones como el grupo Halcón, Drogas Ilícitas y Policía Local.

Leé también:  González Catán: doce detenidos en un operativo antidroga

“Esta organización se dedicaba al narcomenudeo en toda la zona sur”, dijo uno de los investigadores, quien indicó que “hay cinco detenidos, entre ellos, los principales responsables”.

Según las fuentes, el cabecilla de la banda tenía como pantalla un lavadero de autos ubicado en la avenida Mosconi, de la ciudad de Quilmes, donde además se vendían autos usados.

“Este lugar era usado como pantalla. Su verdadera actividad era la venta de drogas. Incluso desde ese lugar salían los repartos a los domicilios de los clientes”, señaló otro de los jefes policiales que participó de la pesquisa.

Su concubina también fue detenida acusada de tener una participación en la organización, y se investiga si tiene antecedentes vinculados al narcotráfico.

Leé también:  Detienen a una mujer y a un joven con más de 3 mil dosis de paco

“La pareja vivía en una lujosa casa del centro de Quilmes que tenía un moderno sistema de seguridad con un domo en su patio”, explicó uno de los investigadores, quien agregó que “dos panes de marihuana fueron descubiertos por los perros en una mochila infantil”.

En los cinco allanamientos realizados en la causa, los uniformados secuestraron cuatro kilos de marihuana, cinco armas, dinero en efectivo, celulares y equipos informáticos, entre otros elementos.

En la causa judicial interviene además de la fiscal Antonini, el Juzgado de Garantías 1 del Departamento Judicial de Quilmes.