Otra vez integrado al plantel de Temperley, el arquero no ocultó su felicidad tras acordar su continuidad en el club y remarcó su intensión "siempre" fue seguir en el club un año más.
"Siempre quise quedar en Temperley", señaló el 1.

Tras resolver su salida de Unión y asegurada su continuidad en Temperley, el arquero Matías Castro remarcó que “siempre” quiso quedarse en el club para afrontar el nuevo torneo y dejó en claro qué motivó su decisión: una revancha deportiva.

“En el torneo anterior estábamos para mucho más y lamentablemente no pudimos cumplir los objetivos. Eso me incentivó a continuar. Quiero una revancha grupal de lo que fue el torneo pasado”, señaló el arquero en diálogo con Diario La Unión.

También ponderó que Temperley es un club “espectacular” y que eso también “influyó” en su decisión, ya que dijo que se siente “muy cómodo” formando parte de esta institución. Y lo dejó en claro en sus palabras. “Cuando uno está bien, no es necesario cambiar de aire. Así pienso yo y por eso prioricé sentirme cómodo y seguir en un gran club”, subrayó.

“Cuando uno está bien, no es necesario cambiar de aire. Así pienso yo y por eso prioricé sentirme cómodo y seguir en un gran club”, subrayó.

Ahora, solucionado el tema contractual y ya reintegrado nuevamente al plantel, el arquero contó que “siempre” quiso quedarse en la entidad más allá del interés de otros clubes y que desde el primer momento hubo una “buena predisposición” de ambas partes para llegar a un arreglo.

Leé también:  Lucas Baldunciel, el primero en renovar en Temperley

“Todo se dilató más de la cuenta porque tenía que resolver mi salida de Unión para poder firmar el nuevo contrato, pero sabía que tarde o temprano se iba a resolver. El técnico y los dirigentes me querían, mi intención también era seguir, y por eso tenía en claro que íbamos a llegar a un acuerdo”, señaló el uruguayo.

El arquero, ya con una semana de trabajo en el club, puso la mira en la próxima temporada y se mostró ilusionado con lo que puede armar el Gasolero, avalado por lo que fue el último amistoso ante Sportivo Italiano, donde el equipo exhibió una notoria superioridad y redondeó un buen ensayo.

Leé también:  Messiniti y Asis, cada vez más lejos del Gasolero

“Veo un equipo intenso, agresivo y que por momento maneja bien la pelota”, destacó Castro, quien luego concluyó: “Lo más importante es la intensidad que intentamos plasmar en el campo, ya sea para jugar y ser protagonista como para recuperar la pelota. Somos un equipo intenso”.