Las  familias que viven en el barrio Parque Americano reclamaron ante el Municipio y las tareas se paralizaron debido a que la empresa lo contaba con autorización.
Los vecinos se manifestaron en el lugar e impidieron los trabajos.

Cuando los vecinos del barrio Parque Americano vieron a los camiones tirando tierra en el canal que permite escurrir el agua de la zona pegaron el grito en el aire. Por temor a inundaciones, se manifestaron y con ayuda del Municipio lograron parar la obra de extensión del Camino del Buen Ayre que se apresta a avanzar en ese sector de Guernica.

Las 200 familias que viven en el lugar no saben qué sucederá en un futuro. Por lo pronto, a partir de su reacción, consiguieron que el Gobierno local impidiera el arranque de los trabajos en la zona, debido a que la empresa contratada por Vialidad Nacional no contaba con la autorización para empezar a edificar parte de la traza de la autopista en el barrio.

Leé también:  La Municipalidad de Presidente Perón atiende solo medio día durante enero

El encargado de la obra les había asegurado a los vecinos que el relleno del canal era “provisorio” hasta que terminaran de construir las columnas del puente. Pero, ante la presencia de un agente de Control Urbano comunal, debieron quitar la tosca del cauce y dejar todo como estaba para que el arroyo quede liberado.

El Camino del Buen Ayre hoy une el Acceso Norte con el Acceso Oeste a la altura de Ituzaingó. Cuando la obra esté finalizada, la autopista tendrá de un total de 83 kilómetros de traza completamente nueva, que unirá por primera vez 12 municipios entre sí y con accesos a Buenos Aires y La Plata, comunicando a un total de 12 millones de personas.

Leé también:  Lanzan un plan para que los vecinos consigan la garrafa a bajo precio

La obra de $13.000 millones de inversión configurará un corredor de vinculación transversal en el conurbano que conectará a los municipios de San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, La Matanza, Ezeiza, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela, Berazategui, La Plata, Ensenada y Berisso.

Será el tercer anillo de circunvalación del área metropolitana de Buenos Aires, luego del Camino de Cintura y de la avenida General Paz. Una vez finalizada la obrase espera que genere un ahorro de hasta una hora de viaje para las personas que se trasladen desde La Plata hasta Pilar o Morón, impactando en la movilidad de 50.000 vehículos todos los días.