Julia Roberts interpretó a una mujer audaz que luchó contra una poderosa empresa que contaminaba el agua de un pueblo. Por ese papel ganó un Oscar, a pesar de que era la primera opción para el papel.
LA PELI SE ESTRENÓ EN 2000.

Hace un par de décadas, a comienzos de 2000, llegaba a las salas “Erin Brockovich”, la película dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Julia Roberts, basada en la vida real de la mujer que le dio título al film.

En uno de sus tantos grandes papeles, la actriz se pone en la piel de una mujer divorciada y madre de tres hijos con serios problemas para encontrar un puesto de trabajo y poder solventar la economía hogareña.

Un hecho fuera de programa la convierte en la eficiente secretaria de un pequeño bufete de abogados. En este trabajo se convirtió en un versión moderna de "David" al conseguir iniciar y ganar un litigio judicial contra un actual "Goliath" empresarial, la poderosa Pacific Gas and Electric Company.

Leé también:  "Aladdin" tendrá una secuela

Lo que encontró Erin es que esta compañía había contaminado los acuíferos de la pequeña localidad de Hinkley con cromo hexavalente, causando la aparición de diversas enfermedades y males en los habitantes del lugar.

En 1996 la compañía fue condenada a pagar 333 millones de dólares en daños, aunque diez años después tuvo que desembolsar otros 295 millones para cubrir otras demandas relacionadas con el evento de contaminación.

Completaron el reparto Albert Finney, Aaron Eckhart, Peter Coyote, Marg Helgenberger, Cherry Jones, Scott Leavenworth, T.J. Thyne, DawnDidawick, David Brisbin, Conchata Ferrell y Valente Rodríguez, entre otros.

VARIOS MILLONES Y UNA ESTATUILLA. Julia Roberts recibió un salario sin precedentes por su papel protagonista, convirtiéndose en la primera mujer en romper la barrera de 20 millones de dólares, en un film que recaudó en las taquillas más de 256 millones de la verde moneda.

Leé también:  “Gretel & Hansel” vuelve a la pantalla grande

Además, la actriz ganó el Oscar a la mejor actriz y, cosas que pasan, se olvidó de agradecer a la verdadera ErinBrockovich-Ellis en su discurso como ganadora de la ansiada estatuilla.

Vueltas del destino, Erin Brockovich-Ellis inicialmente esperaba que GoldieHawn hiciese de ella en la película, pero Ed Masry el abogado de la vida real pensó que Roseanne Barr sería más adecuada para ser la audaz mujer de su bufete.