Presidentes de distintos países salieron a respaldar el intento de golpe de Estado por parte de Guaidó. Algunos lo manejan con cierta neutralidad y otros rechazan el levantamiento militar que afecta el "orden institucional" del país.

El intento de golpe de Estado que se lleva a cabo en Venezuela contra el presidente Nicolás Maduro llevó a que países de todo el mundo se expresen a favor o en contra. El momento fue celebrado por Mauricio Macri, Jair Bolsonaro y Donald Trump, y rechazado por Bolivia y Turquía, aliados históricos del chavismo, y tomado con cautela por España y Uruguay, entre otros.

Violencia, heridos y detenidos.

“Esperamos que éste sea el momento decisivo para recuperar la democracia; que la larga angustia que llevó al sufrimiento y al miedo a los venezolanos llegue a su fin y comience un período de libertad, sensatez y crecimiento”, afirmó el presidente de Argentina, Mauricio Macri, a través de Twitter.

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que su país “acompaña con bastante atención la situación en Venezuela y reafirma su apoyo a la transición democrática”, así como “está al lado del pueblo de Venezuela, del presidente (interino) Juan Guaidó y de la libertad de los venezolanos”.

“Estoy siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela; Estados Unidos respalda al pueblo de Venezuela y su libertad”, expresó el presidente norteamericano, Donald Trump.
El presidente de Colombia, Iván Duque, hizo un “llamado a militares y al pueblo de Venezuela para que se ubiquen del lado correcto de la historia, rechazando la dictadura y la usurpación de Maduro”.

Desde España fueron cautelosos. “Deseamos con todas nuestras fuerzas que no se produzca un derramamiento de sangre”, dijo la vocera del gobierno de España, Isabel Celaá, en una conferencia de prensa en Madrid, en la que subrayó que su país “no respalda ningún golpe militar”.

En Uruguay, el gobierno expresó en un comunicado su “suma preocupación” por la situación y llamó “a todas las partes” a evitar “una escalada de violencia de graves consecuencias”, mientras su canciller, Ariel Bergamino, dijo que no tenía “elementos para catalogar si es un golpe de estado o no”.

Por otra parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó “enérgicamente el intento de golpe de estado en Venezuela por parte de la derecha que es sumisa a intereses extranjeros”.

A la vez, el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, se manifestó “preocupado por las noticias de que haya alguna agresión contra el orden constitucional en Venezuela”.