A través de una ordenanza promulgada por el intendente Mariano Cascallares.
En defensa de las personas con autismo y los animales.

El intendente Mariano Cascallares promulgó la ordenanza N°11.416 que en su artículo sexto “prohíbe la venta de artificios pirotécnicos que contengan efecto audible de estruendo y/o estampido” en todo el partido de Almirante Brown.

En los fundamentos de la iniciativa se indica la necesidad de "concientizar sobre el daño que sufren los ancianos, los bebés y en particular las personas que sufren trastorno del espectro autista y Trastorno Generalizado en Desarrollo por su sensibilidad auditiva”.

La iniciativa regula la comercialización y el uso de pirotecnia, tal como ya se realizó en otros Distritos de la región, es el caso de Lanús que prohibió “el uso, depósito y la venta de pirotecnia en diferentes zonas del Distrito con el objetivo de evitar los efectos colaterales que su ruido produce en la salud de personas vulnerables”.

Leé también:  Cascallares recorrió las obras del Instituto Superior Docente

La medida fue celebrada por los padres y las madres de los chicos que poseen Trastorno del Espectro Autista (TEA), e integrantes de asociaciones protectoras de animales.

“Es muy importante que el Estado se comprometa en este tipo de acciones”, dijeron.