Los trabajadores de UDAI - Anses de Monte Grande están cansados de las fallas edilicias, hasta tuvieron una asamblea para definir si seguían atendiendo al público o no. No es para menos: según informaron, parte de la mampostería del techo en la planta alta cedió y cayó a centímetros de una menor de edad.

“Así las cosas y acumulándose los inconvenientes edilicios ya denunciados se produjo una profusa discusión en asamblea en la que se decidió por amplia mayoría exigir la intervención presencial de la arquitecta encargada de infraestructura del organismo”, dijeron en un comunicado difundido en las redes sociales.

La sede de la calle Enrique Santamarina fue recientemente inaugurada. Por eso, los trabajadores advirtieron que estarán en estado de asamblea “hasta que se presente un profesional a certificar que la obra está finalizada”.  Esto significa que podrán seguir suspendiendo la atención al público en distintos momentos de la jornada, como sucedió el viernes.