El intendente Fernando Gray dio detalles de las iniciativas que se están llevando adelante en el Distrito para terminar con un problema que viene de larga data.
El intendente adelantó algunos de los trazos principales del plan en una conferencia de prensa.

El problema de las inundaciones en 9 de Abril viene desde hace décadas. Cada vez que se producen tormentas fuertes y desborda el Río Matanza o el Arroyo Santa Catalina los vecinos de los barrios Olimpo, San Sebastián o San Carlos terminan con el agua a las rodillas.

Para avanzar en un principio de solución a esta situación crítica, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, presentó una actualización del “programa de desarrollo de acciones para reducir el riesgo de inundaciones” que consta de cuatro etapas y podría estar terminado a mediados de 2021.

En una conferencia de prensa en el Palacio Municipal, el jefe comunal aseguró que el proyecto tiene “dos grandes desafíos”: por un lado, solucionar los inconvenientes en los alrededores del Arroyo Santa Catalina donde se instalaron viviendas y, por otro, los desbordes del Río Matanza.

Leé también:  El Jagüel: atacan a policías para rescatar a un joven detenido por no respetar el aislamiento

“Ahí (en la desembocadura del Santa Catalina) el agua rebota e inunda barrios que tradicionalmente nunca se inundaban, como San Sebastián, Las Torres y Olimpo”, admitió Gray.

La obra para solucionar la situación de la localidad de 9 de Abril es más compleja. “Esa megaobra trasciende ampliamente los límites de Esteban Echeverría. Es una obra provincial con apoyo nacional”, explicó el intendente ante periodistas de medios locales.

El plan elaborado por el Municipio en conjunto con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata ya se encuentra en proceso: las primeras dos etapas ya culminaron.

La primera fase consistió en la elaboración de un inventario sobre los desagües pluviales del distrito y en el monitoreo de la situación hidrometeorológica. La segunda de una simulación hidrológica e hidráulica. Y ahora se están elaborando mapas detallados que indican cuáles son las zonas “inundables”, así como las “más peligrosas” y “vulnerables” del Distrito.

Tras la gran inundación que tuvo que vivir en octubre, Mirtha Gutiérrez, vecina de Transradio,  recibió “con expectativa” el anuncio, aunque alertó que “hasta que no vea obras concretas no hay nada que celebrar”. “Perdimos mucho en la última tormenta. El agua nos entró a la casa y vivimos días horribles. Por eso ojalá hagan algo para terminar de una vez con esto”, resaltó.

Leé también:  Clausuran un "hostel" en El Jagüel donde estaban alojados 23 extranjeros

Adela Birmaer es más optimista. “Acá en el Barrio San Carlos se hicieron obras hídricas hace unos años. Esperemos que las obras proyectadas beneficien a todos”, comentó.

El intendente resaltó que “el tema hídrico es muy importante” para el Municipio. “Por eso estamos trabajando desde el inicio de nuestra gestión en siete obras hídricas y planificando en forma ordenada nuevas obras para todo el distrito”, agregó.

A partir del año próximo, la Comuna y la Facultad de Ingeniería de la UNLP diseñarán una red de monitoreo de las condiciones hidrometeorológicas y elaborarán una red de alerta temprana ante posibles inundaciones. La idea es crear un programa de prevención y respuesta.