La Administración Federal alienta a que los contribuyentes gestionen su propia recategorización tributaria, sin contratar a un contador. Pero desde la entidad insisten en que la mejor manera de "evitar consecuencias no deseadas es contar con el asesoramiento adecuado".

La AFIP publicó recientemente en sus canales de comunicación una serie de tutoriales instructivos para que los contribuyentes realicen la recategorización en el monotributo a través del uso de la herramienta informática obligatoria generada para tal fin. Desde el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la provincia de Buenos Aires se advierte que esta práctica puede derivar en errores y probables sanciones.

“los contadores públicos destinan gran parte de su tiempo a capacitarse", advierten.
“los contadores públicos destinan gran parte de su tiempo a capacitarse", advierten.

“Resulta imprudente transmitir un mensaje de extrema simplicidad, sin advertir las consecuencias que pueden producirse por errores de carga de datos, o hacerlo sin conocimiento de las normas que dan origen a tales exigencias”, reclama la carta firmada por el presidente del Consejo Hugo Giménez, y la Diana Valente, secretaria general.

También se hace referencia a que “los contadores públicos destinan gran parte de su tiempo a capacitarse para poder brindar a sus comitentes un asesoramiento adecuado y tratar de evitar las sanciones que pueden surgir de la incorrecta aplicación de las complejas normas tributarias, y esta realidad no puede ser soslayada en las comunicaciones a los contribuyentes”.