En septiembre último el uso de tarjetas de crédito creció casi un 30% respecto al año anterior. El nivel de endeudamiento en cuotas crece a pasos acelerados.
El uso de tarjeta de crédito ya está en niveles récord.

Con la inflación por encima del 55% y los salarios perdiendo poder de fuego por el congelamiento de las paritarias, los consumidores argentinos se endeudan cada vez más y ya en niveles récord con tarjetas de crédito para cubrir necesidades básicas.

La operatoria en pesos con tarjetas de distintos bancos registró un saldo de $456.283 millones a fines de septiembre, un incremento del 5,9% respecto a agosto último. Se trata de la cifra más alta registrada en lo que va del año.

La consultora First Capital Group explicó que “producto de la recesión y del ajuste de precios, los consumidores han usado los plásticos mayoritariamente para financiar sus compras del programa ‘Ahora 12’ y en muchos casos para poder llegar a fin de mes”.

Leé también:  Los alimentos se encarecieron un 2,06% en el primera quincena

A pesar de la caída del consumo minorista en torno al 15%, el crecimiento interanual del uso de las tarjetas de crédito para consumidor alcanzó el 28,3% en septiembre.

Este tipo de operaciones mantuvo su tendencia alcista por quinto mes consecutivo en septiembre, y los guarismos se van agravando a medida que pasan los meses.

El uso de tarjetas había crecido 3,4% mensual en agosto; 3,7% en julio; 1,4% en junio; 2,5% en mayo; y en septiembre el incremento marcó un nuevo récord.

“Este segmento del mercado es el que explica prácticamente la mitad de la variación trimestral del total de préstamos, ya que durante los últimos tres meses notamos un alza de los saldos en cada uno de los mismos, con un total acumulado del orden de los $54.769 millones equivalentes al 13,6%”, explicó Guillermo Barbero, socio de First.

Leé también:  “Muchas empresas están acelerando la suba de precios”

El Banco Central precisó que el monto promedio por transacción bajó un 14%, más del triple que el global.  Esto indicaría un mayor uso de instrumentos de pago electrónicos para más operaciones y de menor monto.

“La generalización del programa Ahora 12 a una más amplia gama de productos y la extensión de la oferta a prácticamente todos los días del mes, da como resultado un incremento de los saldos financiados con esta operatoria”, aseguró Barbero.

En lo que refiere a compras en moneda extranjera, las operaciones en dólares con tarjetas de crédito tuvieron una disminución con relación al mes anterior del 13,3%, como consecuencia que la demanda de viajes al exterior y las compras en el extranjero se limitan ante la suba del tipo de cambio.