Para intentar cumplir con los objetivos comerciales en uno de sus peores años, las agencias están liquidando distintos modelos de vehículos con bonificaciones.
Un año marcado por las pérdidas.
Un año marcado por las pérdidas.

Los cierres de concesionarias, las suspensiones en fábricas y la acumulación de stock fueron un combo crítico para el sector automotor, que tuvo uno de sus peores años a causa de la devaluación. Para intentar cumplir con los objetivos comerciales, las empresas ofrecen descuentos de hasta el 40% en algunos modelos 0km.

La caída de ventas interanual de los últimos dos meses supera el 40% y el stock acumula unos 260 mil vehículos que podrían cubrir las ventas hasta mitad de 2019. Las concesionarias tienen 30 días para pagar las unidades que compran. En caso contrario, deben pagar tasas de interés de 80% que hace que ese stock se convierta en una carga imposible de sostener.

Leé también:  El textil es uno de los sectores más afectados por la venta ilegal

Según informe del diario Ámbito Financiero, en muchos casos están vendiendo a pérdida para llegar al número buscado y así cobrar ese premio que equilibre las cuentas. Esta situación se produjo porque el mercado de 2018 apuntaba a un millón de unidades pero, con el salto del dólar y la suba de hasta 100% de los precios, cerrará en 800 mil a fuerza de descuentos.