La empresa comunicó la decisión al personal y trasladará su producción a San Luis.
La planta de Arcor en la localidad mendocina de San Martín dejará de funcionar.

El grupo empresario Arcor anunció el cierre de la planta de conservas "La Campagnola" y el despido de 125 trabajadores que se desempeñaban en la fábrica de la localidad mendocina de San Martín.

La empresa comunicó que el personal recibirá una propuesta de indemnización y que algunos operarios podrán optar por el traslado a una futura planta en San Luis, que aún no está instalada.

La compañía multinacional confirmó en un comunicado el cierre de la planta mendocina y el traslado de sus operaciones a Villa Mercedes, San Luis, fundamentando la medida en la caída del consumo, los altos costos de producción y el impacto negativo de las importaciones.

Leé también:  Casi el 15% de los niños y adolescentes no realiza al menos una de las cuatro comidas diarias

Señala que la industria frutihortícola "no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada del consumo".

La fábrica llevaba 70 años instaladas en San Martín, a 50 kilómetros al Este de la capital mendocina.

Desde el anuncio del cierre, los despedidos y los productores que trabajaban para abastecer de materia prima a la planta no saben que medidas se tomarán para hacer frente a la crisis ocupacional de gran impacto en San Martín.

La fábrica venía funcionando desde comienzos de 1950 con la industrialización de conservas de vegetales, frutas y mermeladas y en diciembre del 2005 fue adquirida por el grupo cordobés Arcor.

Leé también:  Nada que festejar: el ajuste cala hondo en el periodismo

La compañía alimenticia remarcó que su objetivo es "recomponer la competitividad y contribuir a la sustentabilidad del negocio".

Arcor ofreció la alternativa de traslado a los empleados de la planta mendocina a la de Villa Mercedes y que mantendrá el contacto comercial con los proveedores locales que abastecían con materia prima a la fábrica de San Martín.

La crisis económica de Arcor ya había provocado que la compañía anunciara la suspensión por un mes de actividades en su destilería de la localidad bonaerense de San Pedro y el adelanto de vacaciones para el personal de su fábrica de glucosa en Arroyito, Córdoba, por igual período.