La empresa de capitales japoneses paralizará su producción de motos y de las camionetas HR-V y la medida afectará al 70% del plantel de la fábrica de Campana.
Los trabajadores cobrarán el 70% de su sueldo durante dos meses.

Por la caída en sus ventas y la continua acumulación de stock, la automotriz Honda anunció la suspensión de cerca de 700 operarios durante marzo y la paralización de la producción de motos y de la camioneta HR-V durante todo el mes de marzo.

Las suspensiones regirán en la planta que la fábrica de capitales japoneses tiene en la localidad bonaerense de Campana e impactarán sobre el 70% de los trabajadores, quienes durante los próximos dos meses cobrarán el 70%de su salario.

Leé también:  El Riesgo País de Argentina aumentó cinco veces más que en Venezuela

La medida fue acordada con Smata, gremio liderado por Ricardo Pignanelli. “Acordamos una semana de suspensión para cada mes en virtud de que había un sobre stock de motocicletas y de automóviles. Se producía pero no había ventas», recordaron desde el sindicato de mecánicos el proceso en el que venía la empresa automotriz.

La industria automotriz vuelve a dar nuevas señales de la dura crisis que atraviesa, luego de que el miércoles la fábrica de carrorecerías de colectivos Metalpar anunciara su cierre, y que ayer PSA Peugeot suspendiera a 1.000 trabajadores.

«De nuestra parte siempre buscamos preservar las fuentes de trabajo y en este caso mantenemos un dialogo fluido con la empresa en función de ello”, sostuvo Diego Yaquemet, delegado general de Smata , en defensa del acuerdo alcanzado con Honda.

Leé también:  Por la crisis, Renault suspende a 1500 operarios y paraliza su producción

La línea de motos de Honda ya venía trabajando con algunas suspensiones y ahora se sumó la de autos. Las motos volverán a montarse el 18 de marzo y los autos, desde el 25 de ese mes. El resto de las áreas de la empresa seguirán funcionando.