Si bien estaba previsto que sólo la línea B adhiriera a la medida de fuerza, el resto de las líneas no pudieron comenzar a circular  ya que "no estaban garantizadas las condiciones operativas y de seguridad" tras incidentes que se produjeron anoche, informó Metrovías.

subte d
El subte y el Premetro no iniciaron esta mañana su servicio a raíz del paro que llevan adelante las centrales obreras disidentes que conducen Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, informó Metrovías.

Si bien estaba previsto que sólo la línea B adhiriera a la medida de fuerza, el resto de las líneas no pudieron comenzar a circular  ya que "no estaban garantizadas las condiciones operativas y de seguridad" tras incidentes que se produjeron anoche, informó a Télam una fuente de la empresa concesionaria del servicio.

"En el transcurso de la noche hubo algunos incidentes en la línea E que impidieron dar el servicio. En la estación Jujuy arrojaron matafuegos a las vías", señaló la misma fuente consultada.

En tanto, en un comunicado, Metrovías informó que "las seis lí­neas del Subte y Premetro no iniciaron su servicio a raí­z de medidas de fuerza gremiales que impiden la circulación de las formaciones".

"Estas medidas comenzaron a ser llevadas a cabo en la noche de ayer por representantes de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) e incluyeron la ocupación de instalaciones y formaciones, lo que sumado a la ausencia de personal de supervisión y un bajo nivel de presentismo (menor al 10%) impide cualquier posibilidad de prestar servicio", indicó la empresa en el parte difundido esta mañana.

Añadió que "en el comienzo de la jornada se ha constatado además la presencia de personas ajenas a la empresa que se encuentran obstruyendo las ví­as e impiden el tránsito de los trenes".

"Producto de estas medidas resulta imposible la implementación del cronograma de emergencia que habí­a dispuesto la empresa para el dí­a de hoy, ya que no se pueden garantizar las condiciones operativas ni de seguridad para los empleados y pasajeros", consignó Metrovías, y anunció que ante esta situación "realizará las denuncias pertinentes antes las autoridades correspondientes".

"Lamentamos los inconvenientes que esta medida de fuerza genera en los miles de usuarios que utilizan este medio de transporte para trasladarse en la Ciudad", concluyó la concesionaria del subte.