La intervención estuvo a cargo de los organizadores de la marcha que se llevará a cabo esta tarde en la Plaza del Vaticano, frente al Teatro Colón.
Tiñeron las fuentes con anilina de color rojo como alegoría de la sangre.

El agua de dos fuentes de Plaza Mayo amaneció este sábado teñida de rojo en homenaje al extitular de la Unidad Especial AMIA, Alberto Nisman, en el marco del quinto aniversario de su muerte.

La intervención estuvo a cargo de los organizadores de la marcha que se llevará a cabo esta tarde y consistió en teñir las fuentes con anilina de color rojo como alegoría de la sangre. Las personas se hicieron pasar por turistas, sacaron fotos, filmaron y se fueron rápidamente para eludir la vigilancia que custodiaba la zona. Las fuentes fueron limpiadas en horas de esta mañana y ya están funcionando con normalidad.

La movilización para conmemorar los cinco años del fallecimiento será a las 18.30 en la Plaza del Vaticano, frente al Teatro Colón. Ya se anunció la participación de algunos dirigentes de Juntos por el Cambio, como la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el diputado Waldo Wolff.