El Centro Institucional Organización Nahuel (CION) necesita ayuda para abastecer las necesidades de los más de 100 nenes del espacio social.
Los útiles serán entregados a los más de 100 nenes que van a la entidad social.
Los útiles serán entregados a los más de 100 nenes que van a la entidad social.

A menos de un mes del comienzo del ciclo lectivo, el Centro Institucional Organización Nahuel de Fiorito está juntando útiles escolares nuevos o usados en buen estado para los más de 100 chicos que asisten a diario al espacio que además brinda la merienda y la cena.

Vanina González, responsable de la institución manifestó: “Recibimos 120 niños y niñas, tres veces a la semana y todo lo que logremos juntar será para que comiencen las clases con lo necesario”.

Según González, lo que más necesitan son guardapolvos, mochilas, cuadernos, carpetas y lápices o biromes.

“No hace falta que sea nuevo, nosotros podemos arreglar guardapolvos o se puede reutilizar algún cuaderno que tenga hojas para rescatar”, detalló.

Leé también:  Inscriben al curso de auxiliar de farmacia

El merendero y comedor funciona todos los miércoles y viernes de 17 a 19 y los sábados de 18 a 20 en Antonio Filardi 1461, entre Ejército de los Andes y Australia, Fiorito. Allí también se pueden dejar las donaciones durante todo el día ya que Vanina está a disposición.

LOS TALLERES. Otra de las alternativa que presenta esta entidad son los más de 20 talleres para que los vecinos puedan capacitarse en distintas áreas.

“Los interesados ya pueden inscribirse porque contamos con un gran abanico de opciones. Los costos son muy accesibles ya que sólo se pide una colaboración mínima para los viáticos de los profesores”, afirmó la creadora del espacio.

Leé también:  Enseñan peluquería, electricidad y panificación, gratis

Los talleres van desde manicuría, peluquería, tejido al crochet, cotillón hasta barbería y globología, entre otros. Algunos de ellos arrancarán en marzo y otros en abril, por eso para anotarse hay que enviar un WhatsApp al 1165594544.

MÁS NECESIDADES. Como el espacio de Fiorito ya lleva cuatro años de trabajo social, también están pidiendo materiales para poder construir dos baños, uno de chicos y otras de chicas. “Recibimos a muchas personas y por eso queremos reformar el baño precario que tenemos. Sólo necesitamos lo básico porque nos donan la mano de obra y los sanitarios”, concluyó Vanina.