Tras el triunfo ante Barracas Central, el entrenador de Temperley valoró lo hecho en el primer tiempo y remarcó que les faltó “tranquilidad” para ampliar la ventaja en el segundo tiempo.
Perazzo se ilusiona con pelear arriba con el Gasolero.

El entrenador de Temperley, Walter Perazzo, no ocultó su felicidad por el triunfo por 1-0 ante Barracas Central y remarcó que en el primer tiempo se vio lo "mejor" de su corto ciclo en el Gasolero.

"Me gustó muchísimo el primer tiempo. Tuvimos la pelota, generamos situaciones de peligro y creo que pudimos haber ganado por más goles. Fue el ideal de juego que pretende para el equipo", destacó Perazzo, que tuvo un buen comienzo en el Celeste con la obtención de siete puntos sobre nueve en juego.

Leé también:  Fattori: "Estamos a mitad de campeonato, no hay que relajarse"

Con estas unidades conseguidas, el Gasolero dejó el fondo de la tabla y empezó escalar posiciones para cambiar la mira y soñar con logros más importantes: pelear por un lugar en el Reducido.

Ahora, con 12 puntos y en pleno crecimiento, acortó la distancia con varios rivales y se posicionó a cuatro de Platense, el último que estaría clasificándose, aunque todavía lejos del líder Estudiantes de Buenos Aires.

Perazzo es consciente de las obligaciones que demanda la camiseta del Gasolero y por eso, ilusionado con el crecimiento que mostró el equipo, pretende ir por más. "Este club tiene la obligación de pelear en el pelotón de arriba y buscaremos conseguirlo", resaltó, entonado y feliz.

Leé también:  Perazzo: "Temperley es un equipo a vencer"

Por último, en relación al partido con Barracas Central,  el extécnico de Nueva Chicago lamentó la falta de eficacia para liquidar rápido la historia y no sufrir hasta último momento, ya que nunca logró despegarse en el marcador. “Si hubiésemos tenido un poco de tranquilidad para aprovechar los espacios que dejaron en el segundo tiempo, podríamos haber ampliado la diferencia”, subrayó Perazzo.

Y cerró: “El plantel está muy feliz por el triunfo, pero ya hay que pensar en el duelo del domingo con Morón, que será clave para nosotros”.