Fernando Burlando adelantó que le pedirá a la fiscal Verónica Zamboni que Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi vuelvan a ser detenidos.
Los jóvenes fueron liberados la semana pasada.

El abogado Fernando Burlando, que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell, adelantó que pedirá que vuelvan a ser detenidos Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, dos de los diez rugbiers acusados del asesinato y a los que luego se les dictó la falta de mérito.

El letrado adelantó que dará a conocer nuevos elementos de prueba que aparentemente permitirán que Milanesi y Guarino vuelvan a la Alcaidía del Penal de Dolores. Al mismo tiempo aseguró que van a solicitar a la fiscal Verónica Zamboni que investigue al supuesto "rugbier 11, ya que remarcó que lo "tienen identificado".

"Vamos a apuntar al número 11, a pesar de que la fiscalía lo ha negado. Vamos a aportar claramente la imagen que surge de lo que tiene la fiscal", afirmó el abogado.

El viernes pasado, el juez David Mancinelli procesó con prisión preventiva a Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, como coautores del asesinato, y a Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Matías Benicelli, como partícipes necesarios del homicidio con alevosía del joven de 19 años.

Esta semana es vital para resolver varios temas en lo que se refiere al procesamiento. Según precisó el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, se ampliará la indagatoria a los ocho detenidos y también está previsto imputarles el ataque cometido contra un amigo de Báez Sosa que intervino en la pelea para evitar que lo siguieran golpeando.

El abogado defensor de los rugbiers, Hugo Tomei, apelará el fallo de Mancinelli, sobre todo en lo que tiene que ver con el rechazo de las nulidades planteadas sobre una rueda de reconocimiento, una testimonial y las indagatorias.

De esas nulidades surgió la presunta comisión de delitos que el defensor le adjudica a la fiscal de la causa y que dieron origen a un expediente penal que deberá investigar el fiscal de Dolores Mario Pérez.

Asimismo, el magistrado deberá resolver si hace lugar al pedido de Tomei sobre si los rugbiers están en condiciones de recibir una morigeración de la prisión preventiva y poder cumplirla de manera domiciliaria mediante monitoreo electrónico.

Los padres de Fernando organizaron para este martes a las 18:00, frente al Congreso, una marcha para pedir justicia por su hijo, a un mes exacto del crimen.