El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, pidió hacer un esfuerzo.

La decisión de la Casa Rosada de no convocar a sesiones extraordinarias no fue la única novedad trascendente que dejó la primera reunión de Gabinete que encabezó Mauricio Macri. El Gobierno admitió que busca que todos los sectores de la economía cierren acuerdos salariales en torno al 15%.

“Las paritarias son libres. Lo que sí consideramos es que es muy importante que la sociedad se comprometa con esta meta del 15% y de entender que la lucha contra la inflación no es una cuestión solamente por parte del Gobierno, sino de todos los sectores”, dijo Peña en conferencia de prensa.

La postura oficial fue confirmada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aunque el fin de semana el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había adelantado algo y los funcionarios admitían la necesidad de ponerle un “techo” a las negociaciones para cumplir con las metas inflacionarias impuestas para 2018 por el Banco Central.

Leé también:  Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56%

“Las paritarias son libres. Lo que sí consideramos es que es muy importante que la sociedad se comprometa con esta meta del 15% y de entender que la lucha contra la inflación no es una cuestión solamente por parte del Gobierno, sino de todos los sectores”, dijo Peña en conferencia de prensa.

Los grandes gremios, luego de firmar acuerdos por debajo de la inflación en 2017, no quieren saber nada con dejarse llevar por las expectativas del Gobierno y menos con resignar la cláusula gatillo que se activa si la inflación supera lo acordado.