El lomense Jaime Gimeno tiene una devoción particular por el género musical, sobre todo el de los años 50. A sus 83 años, dirige su propia banda y admira profundamente al trompetista Harry James.

Jaime Gimeno, o simplemente Jaime para el barrio, es un vecino de 83 años de Temperley con una devoción particular por el jazz clásico de los años 50, donde la admiración por el trompetista y director estadounidense de la época Harry James lo inclinó a incursionar en la música y comprarse su primer instrumento usado.

EL AMOR POR LA TROMPETA lo caracteriza.

Hoy en día jubilado y exjoyero de profesión, Jaime nació en Barcelona en 1935 y vivió sus primeros 15 años en España. Debido al éxodo de inmigrantes, llegó a Buenos Aires en 1950 y en 1952 se mudó a Temperley, lugar en el que reside desde aquel entonces.
Gimeno recuerda que la película “El Trompetista” fue el disparador de su gusto por el jazz, ya que Harry James era quien en verdad tocaba de fondo el instrumento del actor Kirk Douglas, quien sólo hacía la mímica. “Cuando la vi me quedé pensando en la música y me encantó, yo quería empezar a tocar la trompeta aunque no sabía nada”, recuerda con nostalgia.

A FINES DE 2016 CREÓ SU BANDA, COMPUESTA POR 16 MÚSICOS, todos de ZONA SUR: swing 42 big bang. su rol en el grupo es fundamental.

“Siempre pasaba por los locales de música y me quedaba mirando las trompetas, con el sueño de comprármela en algún momento”, explicó Jaime sobre sus primeros pasos y el logro de adquirir el instrumento con sus primeros ahorros. Además, recalcó que aprendió a tocar de oído, ya que mucho después comenzó a leer partituras.

Leé también:  A puro jazz, la Swing ‘42 Big Band festeja el Día del Jubilado

En 1960 viajó a Estados Unidos para conocer Nueva York, con el objetivo de seguir contagiándose del jazz y de su popularidad en aquel país. Jaime reconoció que era tal el asombro por James que todo vinilo que salía sobre él se lo compraba: “Era un virtuoso de la trompeta”.

nació en barcelona en 1935 y vivió 15 años en españa.

“Esta música que a mí me gusta hay que darle vida y hacérsela conocer a la gente de hoy en día”, dice. Es por ello que en noviembre de 2016 crea su propia banda llamada Swing 42 Big Band, conformada por 16 músicos y oriundos en su totalidad de zona Sur, con la particularidad de que él solo conocía el verdadero estilo del jazz y se lo transmitió a cada uno de sus compañeros. Su rol en la banda es fundamental ya que se desempeña como director y toca la trompeta, como su ídolo indiscutoble Harry James.

Leé también:  Jazz Jam del Sur cumple seis meses de vida

Su grupo se dedica a interpretar temas de la época, los cuales son éxitos bailables. “Es tan viejo que a la gente joven le termina gustando cuando nos escucha”, reflexiona entusiasmado y agradecido con su público.

Para finalizar, Gimeno se diferenció del jazz contemporáneo y aseguró que no es de su agrado ya que se inclina por el de los años ‘50, con un tinte más clásico, aunque aceptó que los intérpretes de la actualidad son muy buenos.

“Pienso seguir con la banda y el jazz todo lo que pueda, hasta que el cuerpo me lo permita”, concluyó Jaime emocionado desde su casa de Temperley.