El secretario de Comercio, Augusto Costa, sostuvo que “para Clarín hace 4 meses el tomate era una cuestión de Estado y parecía que todos teníamos que renunciar, y hoy dicen que es un tema menor”.

52cfca45c1f51_260x173 (1)

En diálogo con la Televisión Pública, el funcionario destacó en referencia a las publicaciones de Clarín sobre la supuesta intención del gobierno de importar tomates que "hoy para el diario este es un problema menor que el Gobierno utiliza para no hablar de otras cosas, y supuestamente que en medio de la crisis terminal que vive la economía el gobierno se pone a hablar del tomate”.

Costa señaló que esas publicaciones "buscan desinformar para generar un clima social que haga considerar el fracaso de una medida que recién se pone en marcha".

"Buscan ridiculizar una política general de la administración de precios y de la alerta temprana, que es fundamental para actuar a tiempo”.

"También hablan (desde Clarín) de congelamientos. Y nos cansamos de decir que esto no es un congelamiento, sino una medida que se centra en garantizar previsibilidad", sostuvo Costa sobre el Programa Precios Cuidados.

"Detrás de la `operación´ del tomate está la idea de algunos sectores de apropiarse de la renta del producto, y eso es lo que queremos evitar", dijo Costa.

Respecto al acuerdo de precios, el funcionario dijo que "se desarrollarán todas las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento" del acuerdo de precios y recordó que el objetivo de la medida es “dar una herramienta cotidiana para el consumidor”.

Además, explicó que la posibilidad de un faltante de tomate surgió por el "sistema de alerta temprana de precios", donde proveedores y supermercadistas alerten al Gobierno sobre problemas de abastecimiento, para evitar futuros "aumentos innecesarios".

Costa también se refirió al programa Precios Cuidados y señaló que el mismo apunta a generar estabilidad, previsibilidad y transparencia".

El funcionario destacó que el compromiso voluntario entre gobierno supermercadistas y proveedores busca "brindarle herramientas muy potentes al consumidor y para eso es necesario que existan los precios acordados y abastecimiento en góndola".

"Creemos que esta política permitirá generar condiciones para tomar las mejores decisiones", dijo.

Por otra parte, Costa señaló que los cambios en el acuerdo de precios actual frente al anterior obedecen a “algunas cuestiones que se están ajustando”.

Sin embargo, Costa destacó que “el Gobierno necesita una política de administración de precios y del comercio para generar trabajo argentino”.

“Se están ajustando algunas cuestiones, pero estas cosas no cambian porque entendemos que el modelo requieren políticas de este tipo”.

Costa informó que mañana mantendrá encuentros con representantes de supermercadistas chinos y almacenes del interior del país para extender el programa a estos comercios.

Por último, el funcionario dijo que el programa llegará la semana que viene a la Costa Atlántica y a las localidades del interior del país.