Los organismos de derechos humanos convocan a la ciudadanía a manifestarse desde sus casas, a 44 años del inicio de la dictadura cívico militar.
Los organismos convocaron a la ciudadanía a colgar pañuelos en las puertas de las casas o balcones.

Suspendida la histórica marcha del 24 de marzo, los organismos de derechos humanos realizarán hoy un "pañuelazo virtual" en todas las ciudades del país, una iniciativa novedosa que se decidió para cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio y conmemorar los 44 años del golpe de estado cívico militar cada uno desde sus casas.

Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos, HIJOS y el CELS invitaron a la ciudadanía a colgar pañuelos blancos en el frente de sus casas, los balcones, y compartir fotos y videos a través de Twitter, Facebook, Instagram y otras redes sociales, como un modo de manifestarse y no pasar por alto una fecha tan importante.

El discurso que cada año los organismos leen en la Plaza de Mayo tras la marcha, en esta oportunidad, será transmitido por streaming y a través de radio y televisión. A las 19.30, según está previsto, las referentes de cada organización leer un fragmento del documento acordado que tendrá como consigna "este 24 de marzo sin marcha, pero con memoria".

"Hemos sentido la obligación ciudadana de cumplir con las normas establecidas por el gobierno nacional y suspendimos la realización de la histórica marcha y el acto en la Plaza de Mayo. Sin embargo, nos manifestaremos junto a nuestro pueblo enarbolando bien alto los pañuelos blancos”, apuntaron los organismos en la previa de las actividades.

Madres de Plaza de Mayo, con Hebe de Bonafini a la cabeza, por su parte, realizará una serie de eventos que se podrán ver por los canales que la entidad posee en las redes sociales y ofrecerá una programación especial a través de Somos Radio y Radio Caput.

En las redes sociales, se propone utilizar las etiquetas #PañuelosConMemoria #24M #44AñosDelGolpe #Son30000 #MemoriaVerdadYJusticia, entre otros.

Estela de Carlotto, esta mañana, en una entrevista publicada por Página/12, aseguró que este es un aniversario "especial" y resaltó que "este momento de dolor y preocupación por lo que sucede con el coronavirus no nos impide recordar, hacer memoria".

"Que no podamos estar en la Plaza de Mayo es por una emergencia de vida y la vida está primero que una marcha. Lo que nunca nos deja de importar, lo que siempre nos ocupa y lo que no perdemos de vista es el recuerdo, el ejercicio de la memoria por nuestros desaparecidos y desaparecidas", agregó.

En esa línea, en diálogo con El Destape Radio, la presidenta de Abuelas rechazó la posibilidad de que a los represores presos mayores de 60 años se les otorgue el beneficio de la prisión domiciliaria, debido a la propagación del coronavirus en todo el país.

"De ninguna manera queremos domiciliaria para los genocidas por el coronavirus, son presos más peligrosos que los otros presos, que están algunos sin condena en cárceles que realmente no dan abasto", dijo Carlotto.

"El delito de lesa humanidad no tiene ningún tipo de prebenda ni de derecho a modificar su situación. Los genocidas quieren producir lástima, hacerse los viejos. Son viejos pero peligrosos, porque no olvidan. Y lo dijeron ante la Justicia: no se arrepienten, lo volverían a hacer si fuera necesario", añadió.