Se trata de los exagentes de la Bonaerense Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, y del exmiembro de la AFI Rolando Barreiro.
En Diputados, Ramos Padilla dio detalles sobre la causa judicial de espionaje y extorsión.
Ramos Padilla dio detalles sobre la causa judicial de espionaje y extorsión.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó con prisión preventiva a los expolicías bonaerenses Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi y al exespía Rolando Barreiro, por integrar una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal en la causa por la cual está procesado y detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio.

«Las dimensiones, vínculos, integrantes y usuarios aún no se encuentran completos, pero a esta altura está claro que la organización tenía fuertes vínculos con agencias estatales, funcionarios, legisladores, jueces, fiscales, abogados y periodistas cuyo grado de responsabilidad habrá que analizar», señaló el juez en su resolución.

Bogoliuk y Degastaldi quedaron detenidos por haber participado de este esquema. Cuando se le tomó declaración indagatoria a D’Alessio, el falso abogado confesó que actuó bajo las órdenes de estos dos agentes. Por otro lado, «Rolo» Barreiro quedó detenido por haber sido informante del fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, actualmente suspendido.
Padilla precisó en su resolución, a la que pudo acceder este diario, que ha logrado comprobar “la realización de tareas de inteligencia e investigación criminal (por parte de los miembros de la red) sin que sus miembros posean facultades legales para ello”.

Al mismo, afirmó que fue comprobada “la captación de comunicaciones, registro de migraciones y acceso a información reservada sin la debida autorización judicial”, la realización de “maniobras coactivas e intimidatorias” y “actividades de inteligencia con el objetivo de influir en la vida personal, el patrimonio y la situación institucional y/o política del país”.

Leé también:  Bonadio ratificó a Stornelli al frente de la causa de los cuadernos

Ramos Padilla resolvió también poner la resolución en conocimiento del Procurador General de la Nación interino, Eduardo Casal; el Presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Honorable Congreso de la Nación, Carlos Marino; y el director de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas.

Al Procurador Casal, le requirió la remisión de copias de todo lo actuado en torno al fiscal Carlos Stornelli, dado que ese encuentra imputado en la investigación y fue declarado en rebeldía por haberse negado en cuatro oportunidades a prestar declaración indagatoria.

En la misma resolución, el juez le solicitó al director de la AFI “de forma urgente dé cuenta de toda la información producida en el marco de las posibles actividades de ‘contrainteligencia’ que pudieren existir” sobre procesados en el expediente.