El pupilo de la Escuela La “Bestia” Sanabria venció a Víctor Cañete González en la velada de boxeo realizada en en Club Los Andes. Geloz, Valdez y Suárez también fueron triunfadores.
Acosta logró el título y ahora quiere otros más para su carrera.

Pablo “El Cala” Acosta conquistó días atrás el título Latino de la categoría superwélter al vencer por descalificación en el sexto asalto al paraguayo Víctor “El Tornado” Cañete González en la velada boxística amateur y profesional bajo las normas de la WPC que el realizó en el Microestadio José Manuel Miguel del Club Atlético Los Andes.

En su segundo intento, el oriundo de Llavallol realizó un perfecto plan de pelear y en breve espera por una chance internacional, a la vez que pretende defender el cinturón que acaba de conseguir e ir por otros más importantes como el Argentino o Sudamericano.

“La meta es ir por más, de meter otros títulos. Ahora tengo la chance de viajar a Canadá. Está la propuesta y en 20 días me confirman”, dijo a La Unión el pugilista de 32 años, que ya combatió en Canadá (2018), África –por el título internacional GBU- y Chile (en ambos casos en 2019).

Leé también:  "Mi deseo de volver al ring es muy grande"

Para Acosta, es el primer triunfo que consigue por descalificación, por lo que la pelea le resultó un tanto extraña: “Los tres primeros rounds los gané bien, a partir del cuarto el paraguayo comenzó a hacer un trabajo sucio que derivó en descuento de un punto, lo mismo que al round siguiente. Ya en el sexto lo descalificaron por reiterados golpes fuera del reglamento”. Y agregó: “La gente notó que gané bien, él no tuvo resto para continuar”.

A pesar del final, Acosta resaltó cualidades de Cañete González. “La clave estuvo en que salí a trabajar una pelea que iba a ser pareja. El rival no tenía mucha escuela, pero sí una mano pesada, fuerte y físicamente muy resistente. Pero por la velocidad que tengo y el pensamiento de pelea me lo terminé llevando por delante”, dijo Acosta, que fuera del cuadrilátero trabaja en una fábrica de calzados y es árbitro de fútbol amateur en una Liga de Remedios de Escalada.

Leé también:  "Mi deseo de volver al ring es muy grande"

También recordó a su entrenador, Diego Sanabria, que le abrió los caminos como profesional: “Lo conocí en Llavallol en 2013. Tenía 17 peleas como amateur y me había quedado sin entrenador. Le pedí a través de las redes sociales si me conseguía una pelea, la hice muy bien y en ese momento me dijo que estaba para más”.

OTRAS PELEAS. Melina Betsabé Escobar Geloz (GKOT3) venció a Natalia Soledad Bravo, en categoría super mosca, en pelea de 4 rounds. Amateurs: Luis Valdez (KO1) y Cristian Suñarez (KO). Todos ellos alumnos de la Escuela “La Bestia” Sanabria.

Los otros alumnos de la Escuela, también ganadores.