La deportista local, que el fin de semana se coronó campeona nacional en poomsae, continúa su lucha por promover el taekwondo en personas con discapacidad y señaló: “Cada vez somos más”.
Karina es una embajadora del Gasolero.

La lucha de Karina Obertini no se detiene. Con una idea clara, continúa rompiendo barreras para que todas las personas tengan las mismas posibilidades, más allá de cualquier discapacidad. Y esta pelea que da hace años la sustenta con logros deportivos.

Justamente, con la misión de promover el rol social que tiene el deporte, el último fin de semana brilló en el Torneo Nacional de Taekwondo que se realizó en el Cenard y se consagró campeona en la modalidad poomsae (formas) de la categoría para-taekwondo, con el que logró el bicampeonato.

Esta vez, a diferencia de lo que fue el título logrado en 2018, hubo más competidores en para-taekwondo y eso es muestra del crecimiento que tuvo esta disciplina, que pregona que todas las personas puedan practicar el deporte.

Leé también:  Temperley saboreó Calamares y se prende en la pelea
Obertini brilló en el Nacional de Taekwondo en el Cenard.

“Fue una jornada muy linda porque la lucha por la participación empieza a dar sus frutos. Cada vez somos más, por ejemplo este año hubo más de 50 deportistas, y estamos muy contentos por eso. El para-taekwondo está creciendo y hay mayor integración”, remarcó Obertini a Diario La Unión.

Y en ese sentido, la deportista que representa al Temperley y es entrenada por Andrea Mancusso agregó: “Se armó un grupo lindo y la verdad es que fue una gran experiencia. Ahora, el objetivo es llevar el para-taekwondo a las provincias y poder conformar una Selección nacional, pero para eso nos tienen que categorizar”.

Obertini, feliz por los logros conseguidos, también remarcó que habrá “más cambios” a partir del 2020 y destacó que hoy están “todos integrados”, con la premisa de unir a todos en la misma competencia. “Se está trabajando mucho para mejorar en tema de discapacidad y se incentiva la participación de todas las personas”, remarcó Obertini, que actualmente les da clases de taekwondo a cuatro nenes y el 22 de noviembre realizará una exhibición de para-taekwondo en el Senado.

Leé también:  Con Perazzo, este Gasolero marcha mejor que un 0KM

Y por último, sobre su nuevo rol como docente y en el que le da una mano a su maestra Andrea, esta deportista remarcó: “Un  poco me asusta, es verdad, pero también es algo que me gusta. Quiero verlos crecer y que lleguen a cinturón negro. Desde mi lugar les enseñará lo más que pueda”.