Mucho nos enseñan en la escuela sobre los pueblos originarios que habitaban Argentina antes de la conquista, pero poco se sabe acerca de las comunidades que ocupaban exactamente lo que hoy es nuestro Partido.

Si bien eran nómades (no vivían en asentamientos permanentes), varias tribus solían pasar por el mismo lugar que lo hacemos nosotros, todos los días. Fueron, en otras palabras, nuestros primeros “vecinos”.

Para conocer cuáles fueron los orígenes de la vida en el área que ocupa Lomas hay que retroceder al menos hasta 1580. En aquellos años, cuando Juan de Garay fundó Buenos Aires, la región estaba habitada por las tribus de un cacique llamado Telomián Condié.

Leé también:  El viejo polígono de tiro de Lomas

Los conquistadores españoles, al igual que lo hicieron en el resto de América, se quisieron quedar con sus territorios. Y aquí, lamentablemente, también hubo derramamiento de sangre: el momento culminante fue en el desigual y sangriento combate de La Matanza, librado a orillas del río, cuyo desenlace a favor del ejército de Garay dio origen al nombre de ese curso de agua. Aquella batalla provocó el destierro de los sobrevivientes y su cacique hacia el Norte.

La diezmada tribu de Telomián Condié vivía rudimentariamente y se sustentaba de la caza y la pesca, que abundaba tanto en el río de La Matanza como en las lagunas aledañas y, claro, en nuestro arroyo del Rey. Influenciados por las tribus guaraníes del Litoral, aquellos pueblos cazaban guanacos y ñandúes con boleadoras y pescaban con redes. Debido a la escasez de agua, tomaban la sangre de las presas y comían las raíces de los cardos.

Leé también:  El loco de Lomas que apostó demasiado y murió en las vías

Te puede interesar también: Los boliches que marcaron la noche de Lomas

Pero ellos no eran los únicos habitantes de la zona: los tehuelches del Norte también radicaron algunas aldeas en lo que hoy conocemos como Lomas. Estos indios se caracterizaban por andar desnudos, por tener sus cuerpos completamente depilados, por sus calzados de piel cubiertos de pastos por dentro para contrarrestar la humedad y por su altura superior a la media. Por los materiales hallados por historiadores cerca del Riachuelo también se pudo establecer que en otras épocas también poblaron esta zona los guaraníes, pueblo de hábiles pescadores y agricultores precarios que bajaron desde Misiones y las costas de Brasil.

Leé también:  Boedo y Acevedo, de pulpería a pizzería

Leé más: Jordán, vecino y pediatra ilustre

Me pareció un buen tema para abordar teniendo en cuenta que este viernes 12 es el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, lo que antes se conocía como el Día de la Raza. El feriado, trasladable, pasó este año al lunes 15. Es una jornada “de reflexión histórica y diálogo intercultural” que recuerda la fecha en que Colón llegó a América y se encontró con los pueblos originarios del continente.