La Unión | SOCIEDAD

Salud: cómo se origina y de qué forma prevenir un ACV

DÍA MUNDIAL. Cada 29 de octubre se lucha para que la población tome conciencia sobre esta problemática, que es la segunda causa de muerte a nivel internacional.

Todos los 29 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Accidente Cerebrovascular (ACV), fecha que estableció la Organización Mundial de la Salud para tomar conciencia de lo importante que es reconocer y tomar a tiempo este episodio que puede llegar a ser fatal.

María Eugenia González Toledo es médica y especialista en neurología desde 2010. Actualmente trabaja en INECO (Instituto Neurológico Cognitivo) sede Temperley y explicó que el accidente cerebrovascular es una lesión que se produce en las neuronas del cerebro por la falta de sangre, ya sea por una obstrucción en la arteria o una ruptura de la misma, que deriva en un derrame.

El accidente cerebrovascular es una lesión que se produce en las neuronas del cerebro por la falta de sangre, ya sea por una obstrucción en la arteria o una ruptura de la misma, que deriva en un derrame.

Para la profesional, existen muchas causas que pueden derivar en un ACV y que se pueden englobar en prevenibles, como la hipertensión, el tabaquismo, el colesterol, la obesidad, el sedentarismo, la diabetes y las arritmias, y las no modificables, como la edad o los factores genéticos. Para María Eugenia es muy importante trabajar en las que se pueden prevenir para lograr reducir el riesgo.

Según la OMS, esta problemática es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos, una estadística a nivel mundial. En Argentina, se produce un accidente cerebrovascular cada cuatro minutos.

Según la OMS, esta problemática es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos, una estadística a nivel mundial. Se estima que, por año, alrededor de 15 millones de personas sufren un ACV y un tercio de ellas fallecen, mientras que el 30% de los sobrevivientes quedan con una discapacidad permanente. En Argentina, se produce uno cada cuatro minutos, un dato realmente alarmante.

DETECTAR LOS SÍNTOMAS, CLAVE

Problemas en el habla o para articular palabras, una desviación del rostro y de la comisura labial, debilidad en un brazo, pérdida de la sensibilidad en una mitad del cuerpo, la imposibilidad de ver con un ojo y dolor de cabeza muy intenso son síntomas que pueden avisar que se está produciendo un accidente cerebrovascular.

Cuando aparecen los primeros síntomas, es fundamental acudir a un médico urgente porque existe una ventana de aproximadamente tres horas para poder actuar y que los resultados sean positivos. "Reconocer el momento en el que sucede un accidente cerebrovascular es vital para cambiar el pronóstico, salvar al paciente y que las secuelas sean nulas o mínimas", enfatizó la doctora.

COVID-19 Y ACV

"Estamos en un contexto de pandemia que es propicio a que aparezcan muchos problemas que pueden derivar en un ACV, por eso hay que buscar actividades que ayuden a que estemos mejor de ánimo", dijo María Eugenia, y aprovechó para pedir que los vecinos se cuiden del Coronavirus, ya que está demostrado que esta enfermedad está relacionada con el accidente cerebrovascular.

La mayoría del porcentaje de los accidentes cerebrovasculares, con un seguimiento médico acorde y con un buen estilo de vida, pueden prevenirse.

"La mayoría del porcentaje de los accidentes cerebrovasculares, con un seguimiento médico acorde y con un buen estilo de vida, pueden prevenirse", contó la neuróloga, que para lograrlo recomendó hacer actividad física, tener una dieta saludable con muchas frutas y verduras y sin tantas grasas, no fumar y tratar de evitar el estrés.

La recuperación luego de sufrir un episodio de ACV es otro de los puntos importantes para mejorar lo máximo posible la calidad de vida. En INECO Temperley (1150613527 para turnos) tratan las secuelas con una rehabilitación multidisciplinaria: terapistas ocupacionales, kinesiólogos, rehabilitadores de la deglución, fonoaudiólogos, neuropsicólogos, entre otros, trabajan en conjunto para que el paciente pueda volver a la mayor normalidad posible.