La Unión | Talento en Acción

Micaela Cuellar se consagró subcampeona sudamericana de Taekwondo

Orgullo lomense. La deportista del Defensores de Banfield y el Municipio brilló en la competencia internacional que se disputó de modo virtual. ?Es un sacrificio que tuvo una recompensa grande y estoy feliz?, destacó.

El taekwondo lomense volvió a demostrar que tiene un alto nivel y, en una competencia que reunía a lo mejor del continente, los representantes locales brillaron.

Micaela Cuellar, cinturón negro del Defensores de Banfield y deportista de Alto Rendimiento del Municipio, se consagró subcampeona en la categoría IV Dan femenino, una de las más exigentes de todo el certamen. Esta competencia se llevó a cabo de modo virtual cuando estaba estipulada hacerse en Salta a mediados del próximo mes. “La categoría en la que competí es de las más difíciles dentro de las adultas cinturones negros. Hay muchas chicas de Selección, campeonas a nivel mundial y, para mí, salir subcampeona sudamericana dentro de este nivel es algo único. Me pone muy contenta y me da más aliento y más ganas de seguir y de creer que se puede llegar a lo más alto representado al club de donde uno es y a mi ciudad que es Lomas”, expresó la taekwondista de 26 años que compitió a la par de más de mil personas.

Con más de 20 años de carrera, las particularidades del 2020 y la cuarentena hicieron que tanto Micaela como sus colegas tuvieran que reinventarse para mantener la motivación de entrenar. “Este año estaba lleno de proyectos deportivos, sobretodo con miras al Mundial de Holanda y la pandemia pospuso todo. La Federación ITF armó estas competencias virtuales para fomentar las clases y que podamos seguir entrenando con un objetivo claro. La realidad es que hacerlo en casa cuesta mucho porque no hay espacios, faltan elementos pero uno va encontrando la manera y logramos adaptarnos”, contó.

En su experiencia hogareña, Cuellar debió filmarse en Formas y enviar el video con el cual sería evaluada por un jurado de 5 integrantes. Ahí, la clave pasó por el apoyo de su familia y su maestro Omar Rever. “Yo desarmo mi casa, corro sillones, mesas, sillas, hago el espacio para poder moverme en la cocina o el living, donde se pueda. La clave es la familia que te apoya porque es un lio como dejas la casa para entrenar pero esos son detalles que hacen que el esfuerzo valga el doble y la recompensa es grandísima”, indicó.

“Volví a competir el año pasado después de estar fuera de competencia internacional por mucho tiempo por una lesión. Participé de un Panamericano sin tan buenos resultados y este año, en esta situación de cuarentena, pensé que iba a ser un año perdido y, de golpe, me encuentro saliendo subcampeona sudamericana y me explota el corazón de felicidad”, agregó la taekwondista de la Escuela Centro

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS