Walter Perazzo hizo su análisis sobre el empate sin goles ante Agropecuario y, aunque lamentó no haber conseguido los tres puntos, valoró la actuación del equipo.

“En lo personal me voy tranquilo por lo hecho. Se vio un equipo compacto y sólido”.

El Gasolero sumó un punto con sabor a poco en una nueva presentación en el Alfredo Beranger. Walter Perazzo, quien hizo su presentación ante los hinchas al frente del equipo, valoró el empate aunque remarcó que deben fortalecerse en su estadio.

“Nosotros nos tenemos que ganar un respeto jugando acá de local y eso se logra con trabajo, confianza y tiempo. Estamos teniendo dominio sobre el rival y tenemos que saber controlar la ansiedad durante el partido. Esta vez merecimos ganar”, remarcó el entrenador de Temperley.

Leé también:  Las chicas de Patín representan al Celeste en el país

Las estadísticas en Turdera evidencian ciertas dificultades para sumar: desde marzo no gana como local con tres empates y dos caídas. 

En su análisis sobre el trabajo del equipo, la sensación fue mejor. “Tuvimos jugadas de peligro que no pudimos concretar y el juego fue bueno en el primer tiempo y muy bueno en el segundo. En el final llegamos bastante y generamos situaciones muy claras. Pero estos partidos contra equipos que vienen a no perder se dan así”, afirmó. Y aclaró: “En lo personal me voy tranquilo por lo hecho. Se vio un equipo compacto y sólido”.

Por último, se refirió al penal fallado por Lautaro Rinaldi y sostuvo: “Los dos encargados para patear un penal eran los dos que se lesionaron, González y Guevgeozián”, y agregó como aspecto positivo: “Me voy satisfecho por terminar con el arco en cero. Es importante que el equipo se afiance de atrás para adelante”.