Como una continuidad de peor año de la era Macri, 2019 arrancó golpeada, con una actividad que no repunta.
La industria tiende al cierre.

Como una continuidad de peor año de la era Macri, 2019 arrancó con una industria golpeada, con una actividad que no repunta. De acuerdo al último informe del Indec, el Índice de Producción Industrial manufacturero (IPI) se derrumbó por casi el 11%.

En términos interanuales, la industria registró en enero una contracción del 10,8%. Respecto a diciembre pasado, el indicador arrojó una variación positiva del 4,6%.

Es tal la crisis que con la difusión de las últimas estadísticas, la actividad industrial acumuló el tercer mes consecutivo con caídas mayores al 10%. En noviembre, el indicador se había desplomado por el 13,8% y en diciembre al 14,8%.

Leé también:  Por las nubes: el dólar, nuevamente rozó los $45

Los sectores más golpeados fueron: el de Maquinaria y equipo (42,8%), Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes (18,0%), Productos minerales no metálicos (19,0%), Industrias metálicas básicas (15,2%), Productos de caucho y plástico (12,4%).