Banfield decidió no recibir público xeneize en el encuentro de cuarta fecha de la Superliga.
En Banfield apuesta a aumentar la masa societaria.

Luego de inauguración de la renovada tribuna Eliseo Mouriño, Banfield decidió no recibir público visitante en el encuentro ante Boca por la cuarta fecha de la Superliga, en lo que será su segundo partido de local en la actual temporada.

La decisión de la dirigencia del Taladro, que seguramente se extenderá a toda la temporada, tiene como propósito darles más beneficios a todos los socios de la institución.

Esto se sustenta en la buena repercusión que tuvo el estreno de la renovada tribuna Mouriño, con  2500 butacas y sin alambrados, similar a los estadios europeo, y que a su vez les da mayores comodidades a los asociados que se ubiquen en ese sector del Florencio Sola.

Leé también:  Dubarbier valoró la propuesta del Taladro

En esa línea, y enfocado en extender las refacciones en el estadio, la dirigencia del Taladro comenzó hacer trabajos importantes en la tribuna Osvaldo Fani y ése es uno de los motivo del porqué no habrá público visitante en el encuentro frente al Xeneize.

En ese sector del estadio se achicó la altura del alambrado y además se le quitaron los alambres de púa que recubrían la parte superior. Justamente, estas reformas son el primer paso para que los hinchas y socios puedan ver el partido en mejores condiciones.