El candidato Alberto Fernández, que encabeza la fórmula con Cristina Kirchner, brindó sus primeras definiciones tras el anuncio que trastocó el tablero político rumbo a octubre.
Luego de conocerse la noticia, Alberto Fernández salió a saludar al balcón de su departamento.

En la puerta de su departamento de Puerto Madero, después de pasear a su perro Dylan, Alberto Fernández esta mañana dio sus primeras definiciones como candidato a presidente: aseguró que su objetivo es trabajar por la “unidad” para conformar un gran frente opositor y resaltó que si llega a ganar las elecciones no será un “títere” de Cristina Kirchner.

“Ni yo soy (Héctor) Cámpora ni Cristina es (Juan Domingo) Perón. Lo mejor sería que lo analicemos con sensatez. Hasta la semana pasada era un tipo capaz de influir en Cristina y hacerla pasar por buena, y ahora soy un títere. La verdad que no soy ni una cosa ni la otra”, aseguró en diálogo con la prensa que se hacía guardia en la puerta de su casa.

Leé también:  De capa caída: para Macri, la elección fue "un palazo"

Luego de reiterar que “no esperaba” el ofrecimiento de ex presidenta, Fernández señaló que aceptó “para ayudar al proyecto”: “Me llamó la atención, le pedí que lo piense porque era algo muy distinto a lo que venía planteándome. Pero a veces las cosas deben dar así”.

Consultado sobre cómo funcionaría un eventual doble comando con la actual senadora de Unidad Ciudadana, el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner aclaró que “en un Gobierno, el que toma las decisiones es el Presidente”, aunque aclaró que no prescindirá de la opinión de Cristina. “Si tengo a alguien tan valioso, no voy a prescindir de ella”, apuntó.

Leé también:  Cristina volvió al país y este sábado estará en La Plata

Y lo comparó con la situación que se vivió durante la primera presidencia de Kirchner. “En el día a día, yo lo viví. Decían que Néstor era un títere de (Eduardo) Duhalde, pero el que gobernaba era Néstor”, graficó.

Al mismo tiempo se refirió a las críticas que realizó contra el kirchnerismo durante los casi diez años que estuvo distanciado de actual compañera de fórmula. “Estos cansado de ver videos de mis críticas a Cristina. Lo que critiqué lo critiqué desde la política, tratando de que un gobierno salga de lo que yo creía que estaba mal”, dijo.

“Yo solo fui fiel a mis convicciones”, remarcó Fernández y pronosticó que su relación seguirá mejorando: “Vamos a ser más amigos que nunca”.