El delantero de Los Andes, que estaba en ascenso cuando se frenó todo por el Coronavirus, habló de su presente, del parate y valoró el trabajo de Germán Cavalieri. “Me hizo sentir importante”, remarcó.
Pompei fue titular en la derrota ante Almirante Brown.

En el último partido que Los Andes disputó antes del parate por la pandemia del Coronavirus, el delantero Nazareno Pompei cumplió uno de sus sueños: debutar como titular en el Milrayitas. Y ese salto que dio, después de años de lucharla en Inferiores y de  ganarse un lugar en el plantel, se frenó de golpe, de imprevisto, por este virus que paró la pelota por tiempo indeterminado.

Justamente en ese partido ante Almirante Brown, Pompei tuvo su gran chance y -pese a la derrota por 3 a 1- mostró condiciones interesantes para empezar a ganarse un lugar en el equipo. “Fue una lástima porque me agarró justo cuando había metido un par de partidos seguidos”, señaló el juvenil del Milrayitas.

Pero eso no le impide disfrutar lo que logró en los últimos meses, en lo que tuvo su debut oficial (en la derrota ante Comunicaciones en la última fecha del año pasado) y su estreno como titular de hace dos semanas. Y eso lo pondera por sobre lo demás. “La verdad es que estoy muy contento y con mucha confianza, pero trato de llevarlo con calma, tranquilo, y con la intención de disfrutarlo porque es lo que esperaba”, remarcó.

Leé también:  Mil barbijos para los socios de Los Andes

EL APOYO DE TODOS. Esa confianza de la que habla el joven centroatacante se la debe, en gran parte, al apoyo que le brinda el cuerpo técnico que encabeza Germán Cavalieri, ya que remarcó está “creciendo mucho” desde que ellos llegaron al club.

“Con Germán tuve una charla antes de que me cite al primer primero y me dijo que confiaba mucho en mí, eso me dio confianza. Para mí eso fue valioso porque me hizo sentir importante. Yo me siento muy bien con ellos, el manejo que tienen con los jugadores es muy bueno y creo que mejoraré mucho con ellos”, resaltó.

En Agronomía, y frente a Comu, debutó como profesional.

Pero también destacó el apoyo de todos sus compañeros, en especial el de Alejandro Noriega y Diego Galeano, dos “referentes importantes” para él. “Yo hincha del club, siempre lo seguí, y ahora compartir plantel con dos jugadores que hicieron mucho en el ascenso del 2014  es impresionante”, remarcó.

En esa línea, también valoro los consejos de “Pupi” Salmerón, un histórico del ascenso argentino, y de Noriega, dos experimentados centroatacantes.  “Me apoyo mucho en ellos dos, me buscan, me hablan todo el tiempo y siempre me aconsejan. Es muy linda la relación que tenemos y la verdad es que me ayudan un montón.

Leé también:  En Los Andes, siguen las charlas virtuales entre juveniles y referentes del club

ENTRENAMIENTO EN CASA. Pompei se refirió también a los entrenamientos domiciliarios en doble turno que lleva adelante el plantel en medio de la cuarentena y remarcó que son “muy organizados” por la forma de trabajo del cuerpo técnico.

“El profe (Juan Pablo Pochettino) nos manda el entrenamiento a la misma hora, a la mañana trabajamos con una aplicación y a la tarde nos manda la rutina. Y con fotos y videos, mostramos lo que estamos haciendo. El nutricionista también nos habla por privado para mantenernos con el tema de la comida. Y el que tiene más espacio para hacer otros trabajos, habla con privado por el profe para variar los ejercicios”, remarcó.

“Estamos entrenado bastante y esto nos servirá para mantenernos en estado para que, cuando esto termine, estemos listo para jugar. Si bien no sabemos si la competencia volverá inmediatamente, nosotros trabajamos con la idea de volver y jugar”, cerró.