La joven que cumple condena de prisión perpetua por el asesinato de su novio, Fernando Pastorizzo, habló por primera vez. “Me molesta que se haya fomentado odio hacia mí”, dijo.
"Me pintaron como una loca. No entiendo por qué esto de ir todos contra una persona", señaló Galarza.
"Me pintaron como una loca. No entiendo por qué esto de ir todos contra una persona", señaló Galarza.

Nahir Galarza decidió romper el silencio tras varios meses desde la condena a prisión perpetua que recibió por el asesinato de su novio, Fernando Pastorizzo.

En diálogo telefónico con el portal Ahora, de Paraná, la joven relató como son sus días en la Unidad Penal N° 6 de Paraná y se mostró molesta por la imagen que generaron los medios sobre ella. "Me han demacrado (sic) en la televisión y en todos los medios. Se dicen mentiras y en realidad nadie sabe nada sobre mí. Yo no he hablado en todos estos meses porque gran parte del periodismo lo único que ha hecho es hablar mal de mí y todo se saca de contexto", explicó Nahir. Y, en esta línea, agregó: "Yo no voy a minimizar, pero tampoco nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores".

La estudiante de abogacía que cumplió 20 años el pasado martes se refirió al juicio y manifestó que Fernando no era su pareja. "Más allá de que hayan caratulado la causa como homicidio agravado por el vínculo, la verdad es que nunca tuve novio. Ni Fernando ni nadie, más que nada porque yo nunca quise. Yo era de salir todos los fines de semana para disfrutar de la edad que tengo. Sí es cierto que me veía siempre con él. Pero, a ver, verte con alguien no es ser novios. Así como me veía con él, me veía con un montón de chicos más. Y no me da vergüenza decirlo porque es la verdad, todo el mundo lo hace. Nunca tuve novio, ni él ni nadie", explicó.

"Más allá de que hayan caratulado la causa como homicidio agravado por el vínculo, la verdad es que nunca tuve novio"

En relación a cómo atraviesa sus días en prisión, contó que muchos jóvenes le envían cartas y le brindan apoyo. "Tenía algunas relaciones, pero con todo lo que se dijo no creo que tengan ganas de seguir viéndome. Lo que sí, recibo muchas cartas de muchos chicos y chicas. De acá de Argentina, de otros países. Como no pueden comunicarse conmigo, le hablan a mis padres. Ellos imprimen las cartas que mandan y me las traen. Me mandan fuerzas. Yo al principio pensaba que tenía a todo el mundo en mi contra, pero la gente de afuera ve otra realidad”, relató.

Y en relación al contenido de las mismas, confesó: "En las cartas me ponen 'tenés que ser fuerte, no te suicides'. Ahora, cuando llegué, Griselda (Bordeira, su compañera de celda) me dice: 'Vos que te quisiste suicidar…'. Eso es mentira. Soy la última persona en el mundo que se querría suicidar, realmente. Nunca me quise suicidar. Nunca dudé sobre eso, nada que ver".

En otro segmento del diálogo, se refirió a su personalidad y a cómo fue juzgada en los medios de comunicación. "Es cierto que aparento ser fría, como si no me importa nada, no lo voy a negar. Pero lo que aparento no es lo que soy. Lo primero que me dice la gente cuando me conoce es: 'No sos como decían en la tele', me lo dice todo el mundo. Me pintaron como una loca. No entiendo por qué esto de ir todos contra una persona. Está bien, yo no voy a minimizar lo que pasó, pero tampoco nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores", aclaró Galarza.