La artista rosarina falleció a los 89 años. Ganó popularidad en la exitosa serie y también tuvo una extensa carrera en Hollywood.
Tuvo una extensa carrera en los Estados Unidos.

Linda Cristal, la actriz argentina que triunfó en Hollywood y logró un pico de popularidad en la serie “El Gran Chaparral", murió a los 89 años, en California, por causas que no fueron informadas.

Al margen de su papel en la serie, la actriz tuvo una extensa carrera en la que fue dirigida por el comediante Blake Edwards, John Ford y John Wayne, entre otros; y en la que compartió pantalla junto a actores como Tony Curtis y Charles Bronson.

Nacida en Rosario bajo el nombre María Teresa Moya, emigró con su familia a Uruguay siendo una niña, en donde quedó huérfana a los 13 tras un fatal accidente de tránsito en el que resultó la única sobreviviente.

Leé también:  Las ocho temporadas de “Dexter” llegan a Amazon Prime Video

Después de un paso por el conservatorio uruguayo, la actriz se mudó a México con su primer marido, el actor Tito Gómez, con la intención de probarse en un mercado cinematográfico más importante.

La belleza y los rasgos latinos de Linda Cristal, como fue rebautizada en la tierra del Tío Sam, le abrieron las puertas de Hollywood, especialmente al encarnar a una diva argentina que se interponía entre la pareja formada por Tony Curtis y Janet Leight, en "Vacaciones sin ropa", que le valió un Globo de Oro.

La popularidad iba a llegar con "El gran Chaparral", la serie de los años '60 que competía con "Bonanza" en las preferencia de las familias argentinas.

Leé también:  Una “megamaratón” de “Los Simpsons”, en Fox

Su trama giraba en torno a dos familias del oeste, los Cannon y los Montoya, dueños de grandes parcelas de territorio en Arizona.

Linda Cristal también ocupó varias páginas en las revistas del corazón al protagonizar romances con Adam West y Cary Grant, entre otras famosas figuras.

La actriz regresó al país a fines de los '60 como invitada en varios programas televisivos y finalmente, en la década del '80, encabezó el elenco de la telenovela "Rosse", junto a un joven Gustavo Bermúdez.

A partir de allí se alejó de a poco de las cámaras y eligió una vida tranquila en California, con algunos períodos de vacaciones en su país natal.