El actor británico falleció a los 81 años y había ganado popularidad en la saga espacial. También participó de otros films clásicos.

Alan Harris, actor británico de gran popularidad por ponerse en la piel de Bossk en la saga "La Guerra de las Galaxias", murió a los 81 años, por un cáncer de pulmón.

El deceso del veterano artista fue informado por un comunicado oficial, en el que detalla la activa participación del actor en las convenciones de fans de la popular saga.

INTERPRETÓ A UN PERSONAJE DE ASPECTO DE REPTIL.
INTERPRETÓ A UN PERSONAJE DE ASPECTO DE REPTIL.

"Alan era un verdadero caballero y uno de los personajes favoritos de los fans. Había luchado contra problemas de salud durante varios años, aún así, se enfrentó a su dolor para asistir a las convenciones y conocer a los fans", remarca el texto.

Leé también:  Murió la actriz y cantante Donna Caroll

Además de componer el personaje de aspecto reptil, Alan Harris era una cara conocida en la pantalla grande por su participación en películas clásicas como "El resplandor", "Hellraiser", "Flash Gordon", "La naranja mecánica" y la comedia "Súper secreto", entre otras.