Lo afirmó el CEO de la consultora Analytica, Rodrigo Álvarez que, además, apuntó que el principal “desafío” del Gobierno es “bajar la inflación”.
"Los indicadores de la inflación van a repercutir en la capacidad de consumo de las familias".
"Los indicadores de la inflación van a repercutir en la capacidad de consumo de las familias".

El principal “desafío” del Gobierno es “bajar la inflación” en un contexto en el que “muchas empresas están acelerando” la suba de precios, consideró el CEO de la consultora Analytica, Rodrigo Álvarez.

“Muchas empresas están acelerando los precios ahora porque saben que después se viene una lógica de acuerdo de precios y salarios fuerte”, puntualizó el economista.

En ese sentido, señaló que consideran que “es preferible hacerlo ahora”, mientras analizó: “Si el número que se busca es el 35% de inflación (para 2020), es un objetivo bastante ambicioso partiendo del 50 y pico, 60 de este año”.

Leé también:  Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56%

El “principal desafío” es controlar la inflación, según aseguró aunque también destacó la importancia de conseguir “apoyo de financiamiento externo”.

“Es importante ir a un acuerdo con acreedores privados”, remarcó Álvarez en diálogo con FM Milenium.

El especialista sostuvo “los indicadores de la inflación van a repercutir en la capacidad de consumo de las familias” y afirmó que “a la economía argentina la mueve el consumo. Vamos a una actividad económica mucho más deprimida”, pronosticó.

Además, se refirió al control cambiario y evaluó que se debería haber aplicado antes: “No estaríamos en la situación que estamos hoy, si los dólares del Fondo no se hubiesen ido como se fueron”.