Una gran mayoría dejó de utilizar este servicio por la noche para utilizar taxis o remises.
Apenas el 17% de las mujeres afirmaron sentirse tranquilas y seguras.
Apenas el 17% de las mujeres afirmaron sentirse tranquilas y seguras.

Casi la mitad de las mujeres en Capital y el Gran Buenos Aires se sienten inseguras cuando viajan en transporte público, y una mayoría de ellas dejó de utilizar ese servicio por la noche, debiendo volcarse a taxis o remises.

De acuerdo a un sondeo realizado por el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), apenas el 17% de las mujeres afirmaron sentirse tranquilas y seguras a cualquier hora del día en un medio de transporte público, en tanto que un 34% de las mujeres sostuvo sentirse tranquilas sólo de día y el 47% en ningún momento.

Leé también:  El chofer dijo que “sintió una explosión” en el micro

"Esa inseguridad, que claramente tiene un sesgo de género, tiene un impacto en el acceso alderecho a la movilidad y en lo económico mucho mayor", indicaron desde el CEM. El 74% de las mujeres entrevistadas dejó de tomar transporte público a altas horas de la noche por sentirse insegura; mientras en los hombres esa proporción es del 53%.

"Esta desigualdad tiene una expresión económica: el 56% de las mujeres del Área Metropolitana, durante este año tuvo que tomar un taxi, Uber o remis porque se sintió insegura tomando transporte público; 12% más que los hombres (44%)", agregaron.

Los peores resultados se obtienen en el norte y sur del Conurbano, donde casi seis de cada diez mujeres debieron gastar más por inseguridad. En forma paralela, el 73% de las consultadas consideró que el costo del transporte es caro o imposible de afrontar.