En una jornada a puro folklore, más de 35 ballets y agrupaciones, que sumaron en total 2 mil artistas, hicieron bailar a grandes y a chicos en la fiesta popular que organizó el Municipio de Lomas para celebrar el 209º Aniversario de la Revolución de Mayo.

Los gauchos, las chinas y los pañuelos celestes y blancos llenaron de color la Plaza Grigera. A 209 años de la Revolución de Mayo, miles de vecinos de Lomas de Zamora disfrutaron de lo mejor del folklore y las raíces criollas en una verdadera fiesta popular que contó con más de 35 ballets, grupos musicales y un cierre a tono con la jornada, con un Gran Pericón Nacional.

Los participantes, listo para bailar.  

A pesar del frío y de la amenaza de lluvia, las familias se acercaron. Desde temprano fueron llegando al espacio público ubicado en Hipólito Yrigoyen al 8700 para bailar zambas, chacareras, valcecitos y seguir de cerca la presentación de más de 2 mil artistas. Para hacerle frente al clima hubo de todo: chocolate caliente, mates, pastelitos, churros y facturas.

Cubiertos con ponchos o ruanas, los más grandes siguieron de cerca los espectáculos sentados en reposeras o sillas plegables bien pegado al escenario montado de espaldas al Palacio del Municipio. Los más jóvenes, en cambio, preferían estar de pie y no perder la oportunidad de bailar con su pareja o algún desconocido cuando la música y el contexto acompañaba.

Mariano y Delia llegaron desde Monte Grande en plan de tener “una salida distinta”. Cuando el Dúo Tendencia terminaba de tocar, ellos ya habían bailado sus primeras piezas. “La verdad que ésta es una jornada muy linda. Es una auténtica expresión de nuestras raíces que, por lo menos, a nosotros que nos encanta el folklore, nos gusta mucho”, comentó Mariano.

Para ese entonces, los bailarines de El Artigal y Aire Nativo ya habían despertado los primeros aplausos de la tarde. Con su sombrero de ala ancha blanco impecable y su pañuelo rojo atado en el cuello, Mario filmaba todo con su celular. Según cuenta, desde que nació respira folklore, pero ahora, como no le dan las piernas, no baila, disfruta de otra manera.

Leé también:  Yámana, la banda de folklore fusión, vuelve al ruedo
víctor sánchez y susana lanza, junto a Alicia Cargniel.

“Este tipo de encuentros son muy importantes para rescatar nuestras tradiciones, nuestra historia, nuestra patria, lo que somos”, acotó. A su alrededor integrantes de distintas agrupaciones folklóricas locales y de toda la región, eran la muestra viva de eso.

La agrupación tradicionalista Chackay Manta de Temperley, desde 1997 es parte de este tipo de eventos y se dedica a mantener vivas las raíces criollas. De hecho, tiene una participación firme en el mayor festival del folklore argentino, en Cosquín.

“Siempre recorremos el país tratando de recoger las danzas para representarlas lo más fidedignamente posible”, contó Víctor Sánchez, que desde hace 40 años dedica su vida al folklore. Y eso se pudo ver en el escenario.

cientos de integrantes de agrupaciones tradicionalistas dijeron presente.

MOMENTO MÁGICO. Uno de los momentos más esperados fue la presentación de Alicia Cargniel y su violín. La reconocida artista hizo vibrar a miles de vecinos con su lista de temas. Tal es así, que en un momento, cayeron algunas gotas y la gente ni se inmutó.

“Cómo será nuestra Patria que lloró algunas gotas de emoción con este encuentro folklórico”, se animó a decir el anfitrión, Alberto Ibarra, responsable de Folklore Lomas.
Cuando el sol ya se había escondido, llegó el turno del Himno Nacional en voz de Cargniel, y con la presencia de funcionarios del Municipio, delegados, veteranos de Malvinas y Bomberos arriba del escenario.

la postal de la tarde fue la de los pañuelos agitándose en el aire mientras cientos de artistas bailaban al ritmo del pericón nacional.

El grito del “viva la Patria” pareció sembrar el ambiente necesario para el Pericón Nacional. Así fue que los miembros de los ballets se acomodaron delante del escenario a la espera de las instrucciones del bastonero Víctor Sánchez y bailar al ritmo que marcaban Juan Acosta y la Instrumental.

Leé también:  Lomas: se viene la feria del libro "Infancias Libres"

La postal fue más que colorida. Con sus pañuelos celestes y blancos moviéndose de aquí para allá, hombres y mujeres de todas las edades siguieron el ritmo que le imponían cada uno de los compases.

Participaron vecinos de Lomas y de la región.

Hubo pasos valceados, rondas, figuras de todo tipo (cadena, postera, espejos). La coreografía terminó con los pañuelos en alto y otra vez el grito de “Viva la Patria”.
La jornada continuó con música, como no podía ser de otra manera, con la presencia de Los Hermanos Villalba, Orquesta Criolla, Los Artesanos, Latiendo Bombos y más.

EL FOLKLORE, UNA TRADICIÓN EN LOMAS. El encuentro folklórico que se vivió ayer en la Plaza Grigera es el colorario de los cientos de jornadas que organiza desde hace años todos los fines de semana Folklore Lomas. Alberto Ibarra, representante del área que depende de Cultura Lomas, señaló: “Es una alegría muy grande ver cómo esto ha trascendido y cómo ha llegado a los vecinos”.

María Ester, Edelmira Celli, Paula y Cristina son integrantes del ballet Los Trigales de Llavallol. No es la primera vez que participaron del Pericón. Para ellas este evento ya es toda una tradición.

Norma y Estela son vecinas. Viven a pocas cuadras de la Plaza Grigera y ayer se acercaron a la fiesta popular por el amor que tienen por el folklore. “Es hermoso ver este tipo de espectáculos”, dijeron.

Vanesa llegó a la Plaza y se pegó al escenario acompañada por su mamá y su abuelo, para ver la presentación del Dúo Tendencia, donde toca la guitarra Martín, su marido.

Junto a Graciela, su mujer, Vicente siguió cada uno de los shows y se mostró muy contento por la esencia que tuvo el evento. “Esto es la expresión de lo que son las raíces argentinas”, señaló.