Durante el año, hubo recorridos informativos para establecimientos educativos e instituciones por el ex Centro Clandestino de Detención.

los vecinos pueden visitar el espacios los lunes y viernes.

Durante 2019, las puertas del ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio de Pozo de Banfield se abrieron para que más de 1.800 jóvenes de Lomas y otros distritos puedan conocer más sobre la historia del lugar y lo que allí ocurrió durante la última dictadura militar.

Las visitas estuvieron organizadas en conjunto por la Mesa de Trabajo del Ex Pozo de Banfield y el Municipio, e incluyeron a más de 45 escuelas, unos 65 grupos de centros de jubilados, espacio de estudiantes, profesionales de distintas áreas y decenas de alumnos del Programa Envión.

“Se buscó preservar este espacio y darle el lugar y el valor que corresponde para mantener la memoria activa”, expresó Hernán Durán, director de Derechos Humanos local quien remarcó que no sólo lo visitaron vecinos de Lomas sino que también hubo distintas asociaciones e instituciones de distritos como Esteban Echeverría o Pilar, entre otros.

“Es muy bueno ver cómo la gente se involucra con el tema. En muchos casos, en las escuelas habían trabajado previamente sobre la cuestión y a partir de eso se agrandaba la participación y el interés por conocer más sobre el Pozo”, agregó el funcionario. “Los concientizamos sobre la temática pero principalmente buscamos reafirmar el interés por mantener activa la memoria. Estamos en el proceso de darle al ex Pozo de Banfield el lugar que le corresponde más allá del espacio físico que es muy simbólico”, concluyó.