Lo dice Mariela Lesci, una de sus entrenadoras, que analizó el año de la joven deportista del Defensores de Banfield y ponderó todos sus logros.
Meline es integrante de una camada que genera ilusión en la gimnasia artística.

En un año difícil de olvidar, Meliné Mesropian se afianzó entre las mejores gimnastas del país en la categoría Infanto-Juvenil y ya planea objetivos ambiciosos para la próxima temporada, que será su despedida en juveniles, luego de hilvanar destacadas actuaciones a nivel nacional como internacional a lo largo del 2019.

La gimnasta del club Defensores de Banfield dio un salto importante en su carrera y se consolidó como integrante de una camada que genera una gran ilusión en el mundo de la gimnasia artística, siendo parte de todas las concentraciones a cargo del Head Coach brasileño Roger Medina, de gran reconocimiento mundial, y con muy buenas participaciones en la Selección Argentina.

Ella, con 14 años y un futuro promisorio, no sólo se consagró campeona argentina en la prueba All Round de la divisional elite, integrada por las 10 mejores gimnastas del país, sino que también lo ratificó a nivel internacional, con una destacada actuación en el Sudamericano de Cali, Colombia, donde compitió en el nivel Juvenil FIG, que es el de mayor complejidad, y en el que se enfrentó a las mejores de América del Sur.

Leé también:  Acompañada y sin relajarse, Meliné Mesropian le hace frente a la cuarentena

“Meliné dio un salto gigante en su carrera, se destacó mucho en todas las competencias y hoy es una de las mejores gimnastas del país. Ya tiene un lindo reconocimiento de toda la gimnasia artística. Y eso tiene un gran valor para nosotros porque arrancamos desde cero en el Defe y fuimos creciendo con ella”, valoró Mariela Lesci, una de sus entrenadoras.

La chica del Defe tiene un nivel parejo en todos los aparatos.

En su último torneo en Colombia, la banfileña se consagró campeona sudamericana por equipos, algo que Argentina no lograba desde hace nueve años, y se colgó la medalla de bronce en la prueba de suelo, transformándose en una de las dos integrantes del combinado nacional en traerse una presea individual. En la prueba All Round, en cambio, pagó muy caro las dos caídas que sufrió y finalizó octava.

Leé también:  Acompañada y sin relajarse, Meliné Mesropian le hace frente a la cuarentena

A pesar de eso, el torneo realizado fue muy “positivo” para la entrenadora Lesci, quien le ve un gran potencial a su pupila y resaltó: “Sabíamos que podía llegar a este nivel, que es estar entre las mejores de sudamericana, pero estamos convencidos que puede dar mucho más”. Y por eso, con una idea clara, agregó: “Nos tenemos que seguir capacitándonos para dar lo mejor y acompañarla en este camino”.

Mesropian, de gran 2019, quiere seguir por este camino ascendente y, si bien aún le queda un año más en juveniles, ya se ilusiona con objetivos ambiciosos: los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile, en 2023, y los Juegos Olímpicos de París, en 2024.