El presidente anunció que firmará un DNU para que la Justicia "tenga mecanismos más ágiles" para recuperar los bienes y dinero de la corrupción y el narcotráfico.
El Presidente realizó el anuncio en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Como el oficialismo no pudo avanzar con la ley de extinción de dominio en el Congreso, el presidente Mauricio Macri anunció que firmará un decreto de necesidad y urgencia para recuperar los bienes y dinero de la corrupción y el narcotráfico.

En un breve discurso en el Salón Blanco de la Casa Rosada, el Presidente señaló que la iniciativa tendrá como objetivo “combatir a las mafias y al crimen organizado” y apuntó que “los criminales tienen que devolver hasta el último bien que se llevaron ilegalmente”.

“Estamos hablando de dinero, campos, casas, barcos, autos y hasta obras de arte que se van a poder subastar y destinar a políticas públicas que son fundamentales para los argentinos”, aseguró el mandatario acompañado por la primera plana de su Gabinete.

Leé también:  Pichetto descartó cambios en el gabinete del Gobierno

La decisión de avanzar por decreto con la ley de extinción de dominio es vista en la Casa Rosada como un gesto de Macri hacia sus aliados de la coalición de Cambiemos, pero también como una forma de instalar el tema de la corrupción en la campaña presidencial.

En agosto del año pasado, el oficialismo sufrió un duro revés en la Cámara alta con este proyecto, que no logró ni un dictamen de mayoría para ser debatido en el recinto. La iniciativa original, redactada por Sergio Massa, había sido aprobada en Diputados en junio de 2016 con el acompañamiento de la alianza gobernante.

Finalmente, el Senado aprobó el texto presentado por el salteño Rodolfo Urtubey, de Argentina Federal, con algunas modificaciones que no satisfacían al Gobierno.

El proyecto con cambios tenía que volver a la Cámara baja, donde el oficialismo aseguraba contar con los números para rechazarlo. Pero el expediente quedó cajoneado.

Leé también:  Redrado aseguró que Macri ordenó no frenar la suba del dólar "para que los argentinos aprendan a votar"

Los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad) aclararon que el DNU no impulsará cambios en materia penal sino modificaciones en materia civil.

La propuesta buscará que la Justicia tenga mecanismos más ágiles para recuperar esos bienes  y contempla la creación de una fiscalía especial que podrá investigar el origen de los bienes obtenidos a través de actividades delictivas. Si sus titulares no pueden justificar su origen, se podrá avanzar con la extinción de dominio.

Según cálculos oficiales, hay casi $20 mil millones en bienes sometidos a medidas cautelares en causas por delitos de narcotráfico, lavado de dinero y corrupción.

Estos bienes, según las mismas fuentes, ya están bajo custodia o son administrados por el Estado, lo que genera costos adicionales que se evitarán con este DNU.