A la lesión en la zona lumbar, el arquero de Temperley le agregó otro malestar: un fuerte estado gripal. Por este motivo, su presencia ante Arsenal corre riesgo.
Matías Castro se ausentó en la práctica de este miércoles y es duda para el sábado.
Matías Castro se ausentó en la práctica de este miércoles y es duda para el sábado.

A fuerza de buenas actuaciones, el arquero Matías Castro se transformó en uno de los indiscutidos de Temperley y por eso se transformó en uno de los pilares del plantel. Sin embargo, las lesiones le jugaron una mala pasada en la recta final de la B Nacional y nuevamente está en riesgo su presencia en el duelo del sábado ante Almagro.

El uruguayo no se repuso todavía de la lesión en la zona lumbar, algo que le impidió estar ante Central Córdoba, pero ahora, además, le sumó un nuevo problema: un fuerte estado gripal.

Leé también:  El tren de la punta pasó de largo por Turdera

Este motivo le impidió formar parte del entrenamiento de este miércoles en el predio de Pasteleros y no participó del primer ensayo de la semana. De seguir así, nuevamente quedará afuera de la nómina de concentrados y Pablo Campodónico, titular ante los santiagueños, se mantendrá en el once inicial.

Castro, que jugó 18 de los primeros 19 partidos del torneo y tenía una asistencia casi perfecta, sufrió bastante con una bronquitis y luego con una lesión muscular y, debido a eso, disputó apenas uno de los últimos cuatro encuentros: no jugó  ante Olimpo, Atlético Rafaela y Central Córdoba y sólo lo hizo en el clásico ante Los Andes.

Leé también:  Lucas Mulazzi se muda seis meses a España

En este contexto, y tras quedar al margen del último partido por su lesión en la zona lumbar, ahora se le agrega un fuerte estado gripal que complica el panorama y por eso podría estar una semana más afuera del equipo.