Fue durante una pelea en la plena vía pública que ambos hombres recibieron varias puñaladas y finalmente fueron hallados muertos dentro de su automóvil.
 efectivos policiales concurrieron a las 5 de la madrugada luego de un llamado al 911 que alertó acerca de disturbios en plena vía pública.
efectivos policiales concurrieron a las 5 de la madrugada luego de un llamado al 911 que alertó acerca de disturbios en plena vía pública.

Dos jóvenes fueron asesinados a puñaladas durante una pelea a la salida de una fiesta en la localidad bonaerense de El Jagüel.

El hecho ocurrió en las calles Alsina y Panamá, en la localidad bonaerense de El Jagüel, de dicho partido del sur del Gran Buenos Aires, a donde efectivos policiales concurrieron a las 5 de la madrugada luego de un llamado al 911 que alertó acerca de disturbios en plena vía pública.

Una vez en el lugar, los uniformados constataron que dentro de un auto Fiat Uno color rojo había dos jóvenes fallecidos en el asiento del conductor y del acompañante, con abundantes manchas de sangre, a los que identificaron como Martín Daniel Villalba y Cristian Álvarez, respectivamente, informaron.

Leé también:  Más de 50.000 vecinos ya fueron controlados por el Plan Detectar

De acuerdo a lo relatado por un amigo de Villalba, que también estaba dentro del auto, habían concurrido a una fiesta a un domicilio ubicado en Joaquín V. González al 1200, que fue convocada vía la red social Facebook.

El joven, oriundo de Villa Gesell al igual que su amigo, señaló que se habían retirado del evento con el objetivo de comprar bebidas alcohólicas, y que al regresar mantuvieron un altercado con personas que estaban fuera de la vivienda.

En esas circunstancias se generó una pelea y les arrojaron piedras, por lo que escaparon del lugar en el Fiat Uno, bajo la conducción de Villalba, informaron fuentes policiales.

Leé también:  Más de 1.700 hogares no tuvieron luz durante varias horas en Esteban Echeverría

En tanto, en la huida Álvarez se acercó al vehículo para solicitar ayuda, por lo que el amigo de Villalba le cedió su asiento en el lugar del acompañante y se sentó en la parte trasera del rodado.

Finalmente, tras recorrer unos 300 metros, Villalba detuvo la marcha porque se sentía mal, y junto a Álvarez quedaron inconscientes, añadieron los informantes.

Posteriormente, el amigo de la víctima constató que ambos habían sufrido puñaladas.

Interviene en la causa la fiscal Marcela Ruíz, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Descentralizada de Esteban Echeverría, quien ordenó una serie de medidas tendientes a identificar a los agresores.