"La causa se encuentra en un momento de meseta, no tenemos novedades", dijo la mamá de una de las víctimas.

A tres meses de la masacre de San Miguel del Monte, en donde fallecieron cuatro jóvenes luego de ser perseguidos a los tiros por la Policía Bonaerense, familiares y amigos movilizaron hasta la plaza principal de la ciudad para renovar el pedido de justicia y homenajear a las víctimas.

La mamá de Camila López, Yanina Zarzoso apuntó contra el gobierno de María Eugenia Vidal por la violencia policial y dijo que “todos los días seguimos viendo casos de gatillo fácil”.

“Nosotros pedimos que se hagan cargo, como bien sabemos el caso de nuestros hijos no es un hecho aislado, sino que es una cuestión que está pasando en el país todos los días y no hay respuestas”, sentenció Zarzoso.

Leé también:  Ecuador, al borde del estallido social: masivas movilizaciones para sacar al presidente

Camila era una de los cuatro chicos que perdieron la vida en la tragedia. El grupo viajaba en un Fiat 147 y chocaron contra un camión. Al día de hoy la causa se encuentra paralizada, sin responsables y los familiares reclaman “celeridad”.

“La causa se encuentra en un momento de meseta, no tenemos novedades. Estamos esperando que baje de la Cámara para tener nuevas novedades”, aseguró la mamá de Camila momentos antes de la movilización que incluirá una merienda por el día del niño.

Mientras una decena de uniformados y un funcionario permanecen imputados, Zarzoso aseguró que “desde los primeros días que el ministro de Seguridad Cristian Ritondo y Vidal nos convocaron para que nos reunamos, nunca más nos llamaron ni se acercaron".

Leé también:  Bullrich propuso salir de la pobreza "armando una banda de cumbia"