En el verano hubo actividades gratuitas pensadas para chicos y grandes en los cinco centros culturales, en espacios verdes, en clubes y en sociedades de fomento de todos los barrios.
las clases de zumba y acquazumba reunieron a decenas de vecinos en las piletas de albertina y en los barrios.
las clases de zumba y acquazumba reunieron a decenas de vecinos en las piletas de albertina y en los barrios.

Si bien el verano todavía no terminó, la temporada prácticamente llegó a su fin con el reinicio de las clases para los más chicos y las actividades diarias para los más grandes. En Lomas, los vecinos pudieron disfrutar de un inicio de año diferente: el Municipio encabezó la propuesta Colonia Cultural durante estos dos meses y el resultado fue una amplia convocatoria con más de 8 mil personas disfrutando de las actividades gratuitas.

En los cincos centros culturales que tiene la ciudad (Fiorito, San José, El Ceibo, Darragueira y el Club Social y Deportivo y Cultural) se desarrollaron cursos y talleres abiertos al público que incluyeron las temáticas más populares: yoga, Zumba, gimnasia, crochet, teatro y clases de decoración de uñas, porcelana fría, pintura en tela, folklore, salsa y bachata, piano, rock, rap y freestyle, entre otros. Esto también se replicó en plazas y espacios verdes, en clubes de barrio, en sociedades de fomento y en otros espacios abiertos.

Leé también:  Recuperan espacios culturales y deportivos en Presidente Perón

“El programa fue un éxito porque los vecinos, tanto chicos como adultos, pudieron disfrutar de actividades divertidas y familiares sin tener que irse lejos de su barrio. La respuesta a esta iniciativa fue muy buena y estamos muy conformes por eso”, indicó el subsecretario de Cultura, Matías Gasparrini.

los centros culturales de la ciudad abrieron sus puertas.
los centros culturales de la ciudad abrieron sus puertas.

En este sentido, también se realizaron espectáculos abiertos en el Teatro del Municipio y propuestas culturales en el Museo Americanista, además de ciclos especiales en la Plaza Grigera con la presentación de bandas y artistas locales.

Cada semana hubo alrededor de mil vecinos participando de las actividades y, entre ellas, las clases de zumba y aquazumba (en las piletas de Albertina) fueron de las que más gente convocaron. “La propuesta es bárbara porque hay muchas personas que no se van a ningún lado de vacaciones y darles la posibilidad de que se tomen un descanso de su vida diaria de esta manera es fundamental”, contó Mariana, encargada de las clases de zumba.

Leé también:  "Las variaciones Goldberg", con Alfredo Alcón, se verá online

“Nos pasó que la gente venía contenta a las clases, a desconectarse un poco de su vida diaria y a disfrutar en familia. Incluso se sumaban con amigos de otros distritos, o padres con sus hijos que quizá no tenían la posibilidad económica de tener otra salida”, agregó.

Muchos de estos cursos iniciarán ahora su temporada anual en el mismo formato: gratis y en los barrios.