El Municipio de Lomas intensificó las jornadas en los distintos barrios para atender las necesidades de los estudiantes ante la suspensión de clases.
Los repartos se intensificaron en la última semana.

Para garantizar la alimentación de los estudiantes que no están yendo a clase por el aislamiento preventivo y obligatorio, el Municipio de Lomas continúa con la entrega de bolsones de comida en las escuelas.

"Duplicamos la cantidad de alimentos con el refuerzo por parte de la Provincia. A través del Servicio Alimentario Escolar, hay 62 mil chicos a los que les llevamos el alimento a las escuelas o a sus hogares", señaló el intendente, Martín Insaurralde.

Los repartos se intensificaron con el propósito de atender las necesidades de los alumnos de los niveles inicial, primaria, secundaria y especial. Los bolsones, compuestos por diferentes alimentos, se arman con el equivalente a las raciones que los chicos comerían si hubiesen estado en la escuela.

"Desde el 1° de abril, asistimos a más de 50 mil familias y vamos a entregar 62 mil módulos alimentarios en escuelas. El sistema educativo garantiza que los bolsones lleguen y las familias que los reciben sean las que lo necesitan", destacó el subsecretario de Educación, Emanuel Pi Dote, quien sigue recorriendo los establecimientos que "están funcionando como un órgano que garantiza la transparencia y con docentes que ponen el ojo donde hay una problemática".

Leé también:  Lomas: se duplicó la cantidad de comercios que ofrecen sus productos en la web del Municipio

En la Primaria 87 y la Secundaria 72 -que comparten el edificio ubicado en Vucetich y Pergamino- hubo un gran operativo para entregar un total de 563 bolsones. Docentes, profesores de artística, educación física, inglés y auxiliares colaboraron con la organización que también contó con la entrega de barbijos, guantes y el trabajo de personal policial para que los vecinos mantengan distancia y los recaudos necesarios. El jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, se encargó de supervisar la jornada en Lamadrid.

"La mercadería llegó a las 9.30 y un grupo de auxiliares ya estaba listo para el armardo de las bolsas en el comedor. Utilizamos el SUM con mesas divididas por grados para agilizar la entrega y citamos a las familias a las 11", contó Betzabet Quiroga, directora de la primaria, y agregó: "Fue un trabajo arduo pero muy gratificante porque sabemos que llega a nuestros niños y una comunidad que está cercana a las ferias de La Salada".

Leé también:  Preparan una nueva capacitación virtual destinada a pymes y emprendedores de Lomas

Las primarias N°40, N°41, N°67 y N°93; las secundarias N°24, N°44 y N°50; y el Jardín de Infantes N°946 fueron otros de los establecimientos que tuvieron entregas. Los 20 jardines municipales y los 6 Centros de Promoción Integral de la Infancia (CPII), que pertenecen al Servicio Educativo local, también abrieron sus puertas para dar el servicio alimentario y la continuidad pedagógica de las niñas y niños.

"Todas los establecimientos de formación superior (terciarios) están trabajando con clases a distancia. Y también seguimos con las obras de refacción en la escuela ENAM", informó Pi Dote.

Los bolsones se arman con el equivalente a las raciones que los chicos comerían si hubiesen estado en la escuela.