Durante cuatro días, los vecinos pudieron disfrutar de cientos de actividades, talleres, maratones de lectura y de charlas abiertas con personalidades de la cultura.
Darío Sztajnszrajber dio una de las charlas más convocantes del evento.

La Feria del Libro de Avellaneda fue un éxito total. Más de 25 mil vecino disfrutaron durante cuatro días de cientos de actividades, charlas abiertas y maratones de lectura que colmaron en simultáneo el Centro Municipal de Arte y el Multiespacio Cultural.

El cierre estuvo a cargo del historiador Felipe Pigna, pero antes pasaron por el auditorio central el dibujante Miguel Rep, los periodistas Pablo Duggan, Gustavo Sylvestre y Luciana Peker, el filósofo Darío Sztajnszrajber y el libretista y escritor Pedro Saborido.

En un contexto económico y social en el que los libros son cada vez más caros para los amantes de la lectura, la propuesta fue más que acertada. Unas 50 editoriales tuvieron su stand y ofrecieron descuentos, firma de ejemplares y talleres.

Leé también:  Programación para los adultos mayores en la UTN de Avellaneda

La Universidad de Quilmes ofreció clases de robótica abiertas, el Club de Investigadores Paranormales presentó historias de la “Avellaneda oculta” y los Veteranos de Malvinas de la ciudad tuvieron su espacio para difundir su obra.