Insaurralde analizó los avances en la seguridad de Lomas, como la incorporación de
cámaras, móviles y efectivos y la coordinación de todas las fuerzas desde el CPU.

52262fae0adf4_666x497

En una entrevista con La Unión, en un breve alto en la agenda cargada del verano, Martín Insaurralde analizó algunos de los avances en materia seguridad que se concretan en los barrios de Lomas y los cambios en la calidad de vida que estos generan. “La seguridad de mis vecinos es mi gran obsesión, y para eso trabajo día a día. Quiero que caminen tranquilos por las calles de su barrio”, confió.
-Uno de los mayores pedidos es el de la seguridad. ¿Qué respuestas se les han dado a los vecinos?
-La seguridad es uno de los ejes más importantes de la gestión en Lomas, donde se trabaja para ofrecer respuestas concretas a las cuestiones que me plantean mis vecinos en los barrios. En Lomas, invertimos el 10% del presupuesto en un sistema gracias al cual incorporamos más efectivos, nuevos patrulleros, cientos de cámaras de seguridad que son monitoreadas desde el Centro de Protección Urbana, donde trabajan unos 300 agentes. Desde allí, podemos coordinar las acciones de todas las fuerzas de Seguridad, como la Policía Bonaerense y la Gendarmería.
-¿Cómo se coordinan todos esos nuevos elementos?
-Las tareas que realiza cada área relacionada con la seguridad en Lomas es diferente, pero se unen en un trabajo conjunto y bajo el mismo objetivo, que es devolverles la tranquilidad a los vecinos.
A través de las cámaras ubicadas en diferentes zonas de Lomas, se vigilan las calles, y de ameritarlo, se envían patrulleros al lugar. En las avenidas y accesos, se realizan periódicamente operativos de control a automovilistas y peatones. Inclusive, creamos unos 100 corredores escolares para que los chicos puedan volver seguros a sus casas siguiendo un camino controlado por las patrullas del CPU.
-Ya egresaron los primeros vecinos cadetes de la Escuela de Policías “Juan Vucetich”...
-Sí, se trata de vecinos de toda la región que van a poder ejercer sus funciones en sus barrios.
Los egresados lomenses, que son 120, cumplirán sus tareas en las calles de la ciudad, aprovechando su conocimiento del territorio. Y ya está abierta la inscripción para el ciclo 2014.